Izquierda Unida ha registrado este lunes un total de ocho alegaciones al convenio suscrito por el Ayuntamiento de Sevilla con Altadis para la recalificación de los suelos de la antigua Fábrica de Tabacos y su futura explotación comercial por parte de la multinacional.

Con esta iniciativa IU busca paralizar la "operación especulativa" promovida por el gobierno de Juan Ignacio Zoido, a cuenta de esos terrenos, y evitar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que, según esta fuerza política, "ni está justificada ni es legal".

Así lo ha asegurado el portavoz municipal de IU, José Manuel García, quien considera que el convenio sometido a exposición pública se ha cerrado "de espaldas a la ciudadanía" y "sin ningún tipo de diálogo previo" con los agentes sociales y colectivos afectados. De ahí que la federación de izquierdas apueste en sus alegaciones por la creación de una Mesa de Participación en la que se revise el contenido de este acuerdo y se planteen las reformas "necesarias al mismo, todo ello además en el marco del actual PGOU".

Según ha explicado García, en esta mesa tendrían que estar representados tanto el gobierno local y los grupos políticos de la oposición como los sindicatos, las asociaciones para la defensa del patrimonio, las entidades vecinales y los expertos en patrimonio industrial, urbanismo e historia de la arquitectura. Y es que, a juicio de IU, "un proyecto estratégico de ciudad tan importante como éste no se puede despachar, como pretende el PP, sin transparencia ni participación y por la vía de los hechos consumados".

En opinión del portavoz de Izquierda Unida, el Ayuntamiento debe dar marcha atrás y abrir un "proceso negociador" con la empresa Altadis que dé lugar a "un nuevo convenio", en el que se "corrijan los aspectos que contravienen el PGOU y se reflejen las aportaciones realizadas por las partes interesadas". Aboga claramente en sus alegaciones por mantener el empleo industrial como motor de la reactivación económica de Sevilla y como estrategia de desarrollo local, al tiempo que critica la "falta de justificación" de los usos terciarios propuestos por el gobierno de Zoido para los suelos de la antigua Fábrica de Tabacos.

Así las cosas, García advierte de que el convenio firmado entre el Ayuntamiento hispalense y la multinacional Altadis no incluye ningún estudio o informe que acredite la "necesidad o conveniencia" de construir restaurantes, oficinas o una gran superficie comercial en ese enclave singular. "Entendemos que ya hay una enorme oferta de suelo y edificios terminados en la ciudad para albergar ese tipo de usos", ha señalado García, quien lamenta que el PP "se empeñe en apostar por un modelo que no da más de sí y que está agotado".

En contraposición a este proyecto, IU reivindica que hay alternativas para esos terrenos compatibles con la calificación industrial recogida en el PGOU. Según García, éstas pasan por dedicar dicho complejo a sectores de empleo "cualificado y emergente, que desempeñen actividades de producción ligadas a la investigación, el desarrollo y las nuevas tecnologías". Una opción que en el citado convenio "ni siquiera se valora", en su opinión, por lo que IU se ha encargado de incorporar este aspecto a sus alegaciones para su estudio y, "a ser posible", aprobación.

Asimismo, IU considera que el convenio suscrito entre el Ayuntamiento y Altadis favorece "abiertamente el pelotazo urbanístico, al contemplarse un aumento de la edificabilidad absolutamente desproporcionado e injustificado" y que, por otro lado, la normativa vigente "no permite". "Pero es que, además, el proyecto abanderado por Zoido supondrá la eliminación de bastantes zonas verdes, a la par que afectará negativamente al paisaje de la zona y al patrimonio histórico, vulnerando para más inri varias leyes en vigor", insiste.

Por todo ello, a juicio de García, "no se trata de mejorar los planes que el PP baraja para esos suelos, como algunos proclaman, sino de revisar profundamente un convenio que no ha sido consensuado con nadie y que prima descaradamente los intereses particulares de una multinacional sobre los intereses generales de los sevillanos". "Ese acuerdo con Altadis responde a un modelo de crecimiento del pasado, ya superado, y se aleja por completo de los sectores económicos de futuro sobre los que se levanta actualmente el desarrollo de las ciudades más avanzadas de Europa", ha sentenciado el portavoz de IU.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.