Agentes del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona (Sevilla) y del puesto de Brenes, apoyados en todo momento por la Policía Local, han detenido a un hombre de 45 años, identificado como L.N.R., cuando atracaba una sucursal bancaria de esta localidad tras amenazar e intimidar con una barra metálica de grandes dimensiones tanto a los empleados como a los 19 clientes que se encontraban en el local.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, una llamada telefónica alertó de que un individuo se encontraba en una sucursal bancaria de Brenes esgrimiendo una barra metálica de grandes dimensiones y amenazando e intimidando a los clientes y empleados allí presentes, exigiendo mediante amenazas y golpes intimidatorios sobre el mostrador que le entregaran el dinero.

Tras ello, agentes de la Guardia Civil se trasladaron rápidamente hacia la sucursal, donde, junto con agentes de la Policía Local, intentaron negociar desde el exterior del establecimiento y, tras varios minutos de gran tensión, llegaron a un acuerdo para que depusiera su actitud.

Los agentes aprovecharon que el atracador se separó momentáneamente de la puerta para entrar en ese instante y reducir al sospechoso, procediendo posteriormente a la detención de L.N.R, de 45 años de edad y vecino de Alcalá de Río, por un delito de robo con violencia e intimidación, tras lo que fue puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.