Abierto el túnel de Guadarrama
Tercer túnel de Guadarrama, abierto a finales de marzo. (TELEMADRID) TELEMADRID

El tercer túnel de Guadarrama de la autopista AP-6, que conecta Madrid con Castilla y León, ya está abierto al tráfico, tras una obra que ha contado con un presupuesto de 160 millones de euros y que ha durado desde agosto de 2004.

Hasta ahora, esta vía, una de las principales de acceso a la capital, contaba solamente con dos túneles unidireccionales

  Hasta ahora, esta vía, una de las principales de acceso a la capital, contaba solamente con dos túneles unidireccionales de 2.870 metros y 3.340 metros respectivamente para salvar el macizo montañoso de la Sierra de Guadarrama.

Este tercer túnel, con una longitud total de 3.148 metros, discurrirá entre el Valle de los Caídos y San Rafael y vendrá a incrementar la oferta existente en una de las vías más sobrecargadas de tráfico de España.

Los túneles viejos

Una vez operativo, se procederá a la remodelación del túnel I, el cual data de hace más de 40 años, con el objetivo de convertirlo en reversible para usarlo en uno u otro sentido dependiendo de las necesidades del tráfico.

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha exigido a Fomento que mantenga abierto este túnel I durante la operación salida.

Con la puesta en servicio del túnel III, el mantenimiento del túnel II y la calzada reversible, la autopista AP-6 se convertirá en la primera infraestructura viaria de España dotada de un sistema de tres túneles con uno en reversible.

Las obras han costado 160 millones de euros

Esta vía ha sufrido importantes crecimientos porcentuales del tráfico desde finales de los años 80, que dieron lugar a graves problemas de congestión a finales de los años 90, con más de 120 horas al año de nivel de servicio E o superior (agotamiento de la capacidad y retenciones) durante el año 1999.

El nuevo túnel en cifras

El túnel tiene, concretamente, una longitud total de 3.148 metros, y se inicia con la ampliación en el enlace del Valle de los Caídos y el punto kilómetro 49, donde se emplaza el distribuidor de tráfico sur, que permitirá el paso de dos a tres calzadas, y viceversa.

El túnel tiene, concretamente, una longitud total de 13.355 metros

A partir de ese punto y hasta el kilómetro 51, aproximadamente, una vez pasado el viaducto de La Jarosa (donde se construye un nuevo viaducto), la nueva calzada discurre adosada a la actual calzada sentido Madrid o a la calzada sentido La Coruña hasta la boca sur del nuevo túnel.

La boca norte se ubica una vez superado el cruce bajo la calzada sentido Madrid de la autopista AP-6, que se realiza en mina, incorporando las protecciones adicionales durante la ejecución de las obras que se han considerado necesarias.

La nueva calzada tiene una sección de tres carriles de 3,50 m de ancho con arcenes de 2,50 y 1,50 m, exterior e interior respectivamente. Asimismo, se realizará una remodelación y ampliación del área de peaje de San Rafael, que dispondrá de 23 vías de cobro de peaje.