Una embarcación de la Guardia Civil ha sufrido una deflagración esta mañana tras repostar en el puerto de la Colonia de Sant Jordi, en Mallorca, lo que ha provocado heridas en los tres agentes que la ocupaban en ese momento, según han informado a Europa Press fuentes de este cuerpo policial.

El suceso ha tenido lugar a las 10:45 horas, cuando la lancha neumática de la Guardia Civil ha ardido cuando estaba repostando combustible.

La embarcación se dirigía al Parque Natural de Cabrera, donde se iba a proceder al relevo del personal de la Benemérita que trabaja en la isla de Cabrera.

Los tres agentes han resultado heridos y han sido trasladados hasta el hospital de Son Espases de Palma, donde han quedado ingresados con pronóstico reservado.

La Guardia Civil está investigando las causas del suceso, según han precisado las mismas fuentes.