Dos mossos son agredidos tras atropellar a un niño de 10 años en el barrio de La Mina

  • Los hechos ocurrieron sobre las 20.30 horas del miércoles junto al mercado.
  • El menor, cuya vida no corre peligro, suele jugar en la zona con otros niños sin supervisión paterna y cruzan la calle sin mirar, según algunos testigos.
  • Los familiares empezaron a increpar y golpear a los agentes tras el accidente.
Dos agentes de los Mossos d'Esquadra patrullan en su coche logotipado.
Dos agentes de los Mossos d'Esquadra patrullan en su coche logotipado.
ACN

Un coche de los Mossos d'Esquadra atropelló este miércoles al atardecer a un niño de 10 años a la calle Perpiñán de Sant Adrià del Besòs (Barcelona), según ha podido saber ACN. El incidente desencadenó la reacción de sus familiares, que empujaron y golpear los agentes, a los que responsabilizaron del atropello, cuando los policías intentaban explicar que había sido un accidente y llamar a una ambulancia. El menor, con algunas costillas fracturadas, está en observación a la UCI del hospital Vall d'Hebrón pero no se teme por su vida.

Los hechos ocurrieron sobre las 20.30 horas, cerca del mercado del Besòs y de un centro de culto en el que había familiares y amigos del menor. Un coche patrulla circulaba por la calle Perpiñán, que limita con el barrio de La Mina y el distrito barcelonés de Sant Martí, atropelló al menor en la confluencia con la calle Cristòbal Moura.

Trabajadores sociales del distrito de Sant Martí ya habían advertido anteriormente a los adultos que debían buscar algún sistema para vigilar los más pequeños, pues se quedan fuera del centro de culto jugando mientras los adultos hacen los rituales. De hecho, el tendero Omar Jalid, que tiene una panadería justo delante, ha explicado a ACN que es muy frecuente ver a los menores cruzar la calle solos y sin tomar ninguna precaución.

Los dos agentes que atropellaron el niño intentaron reanimarlo y pedir una ambulancia pero el tiempo que tardó en responder el menor y el que tardó la ambulancia en llegar fue un calvario para lo policías. Recibieron golpes, empujones, arañazos e insultos. "Lo siento, no ha sido culpa nuestra, por favor", decían mientras les agredían.

Una vecina ha detallado a ACN que "antes que la ambulancia", se presentaron numerosas patrullas policiales y hasta cinco furgonetas de antidisturbios para acordonar la zona y proteger a los agentes. "Vi hombres sin camisa que ya no sólo querían golpear el conductor sino también al resto de policías", ha asegurado.

El menor, de diez años, se encuentra ingresado en el hospital del Vall d'Hebrón, acompañado de su familia y presenta fracturas en algunas costillas a causa del impacto pero no se teme por su vida. "Si el niño se muere, al conductor lo dejamos seco", ha sentenciado una vecina.

Los agentes fueron atendidos en un centro hospitalario, como establece su protocolo en caso de agresión, y presentaban lesiones superficiales por arañazos. La peor parte se la llevó el policía que intentó apaciguar a los familiares y amigos de la víctima mientras que el que atendió al pequeño recibió menos. Durante el incidente, perdieron uno de los teléfonos móviles y una porra extensible.

La Guardia Urbana se ha hecho cargo de la investigación para esclarecer qué grado de responsabilidad tienen los dos agentes que conducían el vehículo. Los Mossos, por su parte, también han abierto otra investigación, por atentado contra la autoridad, después de que uno de los policías agredidos haya identificado dos de sus agresores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento