El Ayuntamiento de Laredo y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) han "consensuado" actuaciones por importe de casi 2 millones de euros para, "de manera inmediata", consolidar la recuperación de la zona del Puntal.

Dentro de estas operaciones, figura el vertido de 250.000 metros cúbicos de arena en dos fases, así como la posterior siembra de plantas específicas para la consolidación de las dunas.

Las medidas incluirán, asimismo, la retirada de la escollera de emergencia que se desplegó para frenar los embates de la mar y el refuerzo del cordón dunar de la playa Salvé, "seriamente afectado" por los temporales de febrero y marzo, según ha recordado en un comunicado el Ayuntamiento.

Estas acciones se acordaron en el encuentro que ayer, martes, mantuvieron en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el alcalde de Laredo, Ángel Vega, y el director General de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Pablo Saavedra.

En la reunión también participaron el Subdirector para la Protección de la Costa, Ángel Muñoz; el concejal de Organización y Relaciones con el Mundo de la Mar, Ramón Arenas, y el responsable de Praxis Ingenieros, Sergio Abad, empresa que ha desarrollado el proyecto de recuperación del cordón dunar de toda la playa.

Los trabajos, que se han iniciado esta misma semana, se prevé que puedan estar concluidos "en la primera quincena de julio".

A su término quedará reconstruido un primer frente de dunas del sistema con una longitud de 1.000 metros y con las siguientes dimensiones mínimas: base de 45 metros, coronación de 31 metros y altura de 7 metros. A partir de septiembre, se procederá a la siembra de las plantas procedentes del vivero especializado de Loredo, que servirán para estabilizar el nuevo sistema dunar.

Las actuaciones prevén una primera fase en la que se está procediendo al dragado de la canal de 75.000 metros cúbicos de arena para, en una segunda etapa, llevar a cabo el dragado que se realizará frente al Cabo de Ajo y el acopio de los 175.0000 metros cúbicos de arena necesarios para culminar la actuación.

De manera paralela, se procederá a la retirada de la escollera de emergencia dispuesta para proteger la zona, considerada como "una medida provisional y reversible".

Reducción de accesos

En la reunión también se acordó proceder a un refuerzo del cordón dunar del resto de la playa Salvé, al estimar que su fortalecimiento resulta vital para la protección de la costa ante futuros temporales.

Ello implicará un cambio en la forma de acceder al arenal, reduciéndose a 17 los accesos a lo largo de toda la playa.

Desde el Ayuntamiento de Laredo han anunciado que "próximamente" explicarán a los ciudadanos los detalles y la oportunidad de unas medidas que persiguen preservar al máximo la estabilidad del sistema dunar.

Carril bici

La reunión también se aprovechó por la delegación laredana para presentar el proyecto de carril bici que discurre en gran parte de su trazado por el Paseo Marítimo, zona de servidumbre de protección del Dominio Público Marítimo Terrestre.

Este proyecto que deberá recabar la autorización de este organismo para poderse hacer realidad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.