El Ayuntamiento de Córdoba ha publicado un bando en el que recoge distintas medidas para la prevención de incendios forestales, que cada año arrasan numerosas zonas del país y del planeta y ponen en peligro el equilibrio y la subsistencia de los seres vivos.

En este sentido, el Consistorio hace un llamamiento a la ciudadanía para que actúe "con responsabilidad" y se evite, en la medida de lo posible, "daños irreparables" en el entorno, puesto que la climatología estival de Córdoba, con altas temperaturas y bajos índices de humedad, las características de vegetación que pueblan la sierra y sus condiciones topográficas, convierten los incendios forestales en "una grave amenaza" para los espacios naturales.

Al respecto, explica que los mismos provocan importantes pérdidas ecológicas y económicas que, "en ocasiones llegan a ser irreparables". Es por tanto necesario observar una serie de medidas tendentes a prevenir y evitar dichos incendios forestales.

Por ello, a través del bando, se recuerda que queda totalmente prohibido el uso del fuego desde el 1 de junio al 15 de octubre en terrenos forestales y de influencia forestal, y en particular para actividades como la quema de vegetación natural; la quema de residuos agrícolas y forestales, o encender fuego para la preparación de alimentos o cualquier otra finalidad, incluidas las áreas de descanso de la red de carreteras y las zonas recreativas y de acampada, aún estando habilitadas para ello.

Además, las urbanizaciones, zonas de acampada e instalaciones o actividades situadas en terrenos forestales o sus proximidades deberán contar con un Plan de Autoprotección que se presentará en el Ayuntamiento. Con vista a la seguridad de los vecinos, los núcleos de población, edificaciones e instalaciones de carácter industrial y urbanizaciones, deberán mantener una franja de seguridad de una anchura mínima de 15 metros, libre de residuos, matorral y vegetación herbácea.

Igualmente, los camping y zonas de acampada deberán protegerse con un cortafuegos perimetral de 15 metros de anchura y dotarse de extintores de agua y una reserva de 7.000 litros.

Asimismo, los titulares responsables de carreteras y vías férreas deberán mantener libres de residuos, matorral y vegetación herbárea, los márgenes de las mismas. Y los emplazamientos de aparatos de soldadura, grupos electrógenos, motores o equipos fijos de explosión o eléctricos y transformadores eléctricos deberá rodearse de un cortafuegos perimetral de una anchura de cinco metros.

También, recuerda que bajo las líneas eléctricas de baja y media tensión de propiedad particular deberá eliminarse la vegetación situada a una distancia inferior a dos metros. Y queda prohibido el lanzamiento de cohetes, globos o artefactos de cualquier clase que contengan fuego o puedan provocarlo; requiriendo, en todo caso, autorización expresa de la Junta de Andalucía.

El bando subraya que durante la época de peligro medio y alto no está permitido circular con vehículos a motor campo a través, por cauces secos o inundados, vías pecuarias, vías forestales de extracción de madera y pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras previstas para la circulación de los mismos; siempre que no resulte imprescindible para las labores de explotación forestal, vigilancia medioambiental y servicios de emergencia, entre otras medidas que se recogen.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.