La Junta de Andalucía en los años 90 comenzó a utilizar la formula de la privatización de los servicios educativos, pero en los últimos tiempos se está produciendo una "aceleración notable" en la utilización de empresas privadas para prestar los servicios de atención al alumnado con necesidades educativas especiales, los servicios complementarios en Escuelas Infantiles o el servicio de intérpretes de Lengua de Signos —estos son los que se dan dentro del aula—, a los que hay que sumar: limpieza, atención en comedor de catering y gestión directa y atención en aula matinal, catalogados como servicios generales o de actividades complementarias.

Así, CCOO explica en un comunicado que un estudio realizado por el sindicato en base a decenas de pliegos correspondientes a las licitaciones que Educación realiza para la prestación del servicio educativo, arroja que "en la actualidad son 13.471 los puestos de trabajo desempeñados por personal de empresas privadas en los colegios e institutos de titularidad pública, frente a los 12.588 trabajadores contratados directamente como empleados públicos para prestar dichos servicios".

Ante estos datos, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, José Blanco, añade que "estamos hablando de contratos a tiempo parcial de 1,5 horas hasta las seis horas en función del servicio concreto, pero no solo eso, sino de contratos discontinuos por semanas o días durante los 178 o 175 días lectivos según se lleven a cabo en colegios o institutos. Esto da ideal del nivel de precarización del empleo que fomenta la Consejería de Educación".

Para CCOO "es fundamental conseguir unas condiciones laborales dignas para este personal como si el servicio fuese ejecutado de manera directa —incluyéndose de manera obligatoria en todos los pliegos su subrogación por las nuevas empresas adjudicatarias del servicio y un mismo convenio de referencia— y la creación de empleo público de calidad con las correspondientes relación de puestos de trabajo".

El sindicato lamenta que hay casos en los que el trabajador que puede estar prestando servicio en el aula matinal de 07,30 a 9,00 horas, volver para atender el comedor escolar de 14,00 a 16,00 horas y continuar posteriormente en actividades extraescolares hasta las 19,00 horas: tres contratos distintos con tres empresas distintas, pero en un mismo colegio público de la Consejería de Educación.

Desde CCOO también se denuncia la falta de cobertura de las vacantes que se producen, en estos momentos alrededor de 500 plazas de limpiadoras están sin cubrir, pues además suponer mayor carga de trabajo para el resto de la plantilla, se teme que redundará en la privatización del servicio.

Según el responsable sindical, "estas cifras muestran lo atroz de las políticas seguidas por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte que permite la destrucción o simplemente la no creación de empleo público, a la vez que fomenta mini empleos y condiciones de precariedad".

Contra esta forma de hacer política educativa, Blanco ha anunciado que "CCOO va a continuar movilizándose, señalando el 23 de junio como la fecha para la próxima concentración de protesta a las puertas del Palacio de San Telmo, sede del Gobierno Andaluz".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.