El Paseo de Pereda, entre la calle Lope de Vega y la rotonda del Palacete del Embarcadero, y la zona marítima, entre la plaza de Cachavas y el Palacete del Embarcadero, permanecerán cerradas al tráfico de nuevo esta noche para finalizar las labores de asfaltado de esa glorieta, de cara a la apertura del túnel del Centro Botín, que tendrá lugar el sábado.

En un primer momento, se preveía que estos trabajos de asfaltado de la glorieta del Embarcadero se completaran durante la noche pasada, pero será necesario que se prolonguen a la noche de este miércoles, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento.

El corte de tráfico de esta noche se producirá a partir de las 23.00 horas y se prolongará hasta las 6.00, y supondrá que, además de estar cerradas al tráfico estos dos tramos del Paseo de Pereda y de la zona marítima, los vehículos que circulen por la calle Cervantes no podrán girar hacia la plaza del Ayuntamiento, al igual que los que accedan por el Pasaje de Peña procedentes de las Estaciones.

Además, los vehículos que circulen por las calles Isabel II y Lealtad obligatoriamente tendrán que girar hacia la plaza del Ayuntamiento, y no podrán hacerlo en dirección a Correos.

Durante la noche del jueves al viernes, el viernes a lo largo de todo el día y el sábado hasta que se abra el túnel no se podrá circular por el tramo del muelle situado entre la plaza de Cachavas y la glorieta del Embarcadero.

La Policía Local actuará en la zona, con el fin de señalizar los cortes con antelación y tratar de evitar, en la medida de lo posible, que se produzcan atascos y retenciones en el entorno, si bien se recomienda tomar itinerarios alternativos al paseo marítimo a la hora de atravesar esa zona de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.