El incremento del número de la población de lobos en Castilla y León, en un 20 por ciento, supone, según la Alianza UPA y COAG, que se confirma lo que durante meses han denunciado y es "la expansión incontrolada de esta especie, y el gran número de ejemplares que han ocupado amplias zonas" de la Comunidad.

No obstante, la Alianza considera que los datos facilitados este miércoles por la Consejería de Medio Ambiente "se quedan muy cortos" respecto al número de ejemplares reales que hay en Castilla y León.

De los datos que se han conocido hoy se desprende, como conclusión que, el problema "lejos de solucionarse se incrementará más y más si el Gobierno regional no asume de una vez por todas el compromiso de controlar la especie, indemnizar los daños que provocan a las explotaciones ganaderas, y tomar medidas" para que los lobos no hagan suyas determinadas zonas al ser incompatible su existencia con la ganadería extensiva.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.