El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno extremeño, Antonio Fernández, que ha presentado su dimisión en el cargo el pasado lunes por la noche, ha indicado que su decisión —tal y como ya ha explicado el presidente regional, José Antonio Monago— "se debe a estrictos motivos personales".

Ha explicado así que "cansancio y edad" han sido las "únicas razones" para decidirse a presentar su dimisión. "Tampoco es que me vayas a ver ahora con un bastón cuando salga de aquí... tampoco es para tanto... que ya me apetecían unas vacacioncitas", ha aseverado a preguntas de los medios en declaraciones ofrecidas en Presidencia del Gobierno autonómico.

Asimismo, ha avanzado que ahora se incorporará a su puesto en la universidad, al tiempo que ha tachado de "experiencia impagable" la vivida en el seno del Ejecutivo autonómico y que ha reconocido que se va de dicha administración "encantado" con el presidente Monago.

De igual modo, tras ponerse en tono de broma "un 10" en su gestión como consejero, ha apuntado que le da "pena" que la nueva financiación autonómica se vaya a dilucidar cuando él ya no esté formando parte del Ejecutivo extremeño. "Sí me hubiese gustado asistir a esa negociación (de la financiación autonómica)", ha aseverado.

REMODELACIÓN

Ha considerado además que la remodelación del Gobierno regional introducida por Monago no debilita al ejecutivo, en tanto que para el área de Hacienda "han cogido a la persona más capacitada que puede haber en Extremadura", en referencia a Clemente Checa, de quien ha dicho que "es un trabajador capacitado, formado, sereno".

"Si en vez del presidente pienso yo en un sucesor, creo que no se me hubiese ocurrido una persona más válida que la que va a venir", ha aseverado Fernández, quien ha reconocido que para él supone "una satisfacción" que su sucesor sea Clemente Checa.

También ha reconocido que hace unos meses él le planteó al presidente de la comunidad que quería salir del Gobierno regional, y ha añadido que ahora ha tomado la decisión de dimitir porque "venía el verano" y porque "fundamentalmente eso, que era el mejor momento".

CAMBIOS

En cuanto al cambio en el departamento de Economía, ha señalado que la consejera Cristina Teniente "prácticamente tenía asumido todo ya". "Las estructuras que había, Empresa, Comercio, todo eso es lo que siempre ha sido de Economía", ha indicado.

Sobre el nombramiento de María Ángeles Muñoz, ha afirmado que "siempre" le ha "llamado la atención como una persona dispuesta, preparada" y "además resolutiva y con capacidad para tomar decisiones, que es lo que fundamentalmente se le debe exigir a una persona que entra a formar parte de cualquier consejería".

Ha avanzado también que "sí" se incorporará a su puesto en la universidad, donde estará —según ha dicho— "si Dios quiere, hasta los 70 años".

"Mi vida ha sido la universidad, es mi profesión. Y también hay que decirlo, en la universidad se trabaja, pero lo de aquí (un Gobierno autonómico) es inhumano. Es decir, aquí como bien sabéis son 12-14 horas diarias durante un montón de años y ahora y hasta los 70 yo iré como he estado siempre en la universidad: mis clases, mis direcciones de tesis doctoral, mis conferencias, y encantado de la vida", ha afirmado.

Agradecimientos a monago

En este punto, ha reconocido que su trabajo dentro del Gobierno regional "también" le ha "gustado". "De mi paso por aquí me he ido encantado", ha indicado Fernández, quien ha recalcado también que se va "encantado" con el presidente Monago.

Sobre este respecto, ha agradecido "personalmente" a Monago la "oportunidad" que le ha dado de formar parte de su ejecutivo. "Ha sido una experiencia impagable de la que me voy encantado y estos tres años me han servido para eso. Y nunca le agradeceré bastante que hubiese puesto su confianza en mí y el apoyo que he tenido continuamente, porque sin su apoyo todos los objetivos que se han conseguido hubiese sido impensable", ha subrayado.

También, ha reconocido que le "da pena" que la nueva financiación autonómica "se vaya a dilucidar" cuando él ya no forme parte del Ejecutivo regional, al tiempo que ha añadido que en este tema la región tiene "la gran suerte de que uno de los especialistas que hay en España de financiación autonómica es el profesor Clemente Checa".

"El golpe encima de la mesa del Consejo de Política Fiscal y Financiera ahora otra vez habría que volver a darlo, no lo sé... pero en fin, eso si me hubiese gustado asistir a esa negociación (de la financiación autonómica)", ha añadido.

Como nota que se pondría de su labor como consejero, ha rehusado calificarse, ya que él es un "alumno" que "no" se tiene que "calificar", aunque en tono de broma ha señalado que él se pondría "un 10".

Cansancio y edad

"Si yo hubiese tenido 50 años, seguramente por lo menos lo hubiese intentado yo que me aguantasen hasta los 60, pero yo he cumplido hace unos días 65 aunque no lo parezca, y fundamentalmente pues eso... sabéis que siempre he dicho que iba a estar los cuatro años estos. Yo me había comprometido con el presidente por cuatro años. Allí donde me habéis preguntado siempre he dicho que estaba esta legislatura y me iba", ha aseverado como motivos para presentar su dimisión.

"Quizás sean eso, los años me han hecho que adelante 10 meses, que ha sido muy poco. Yo creo que aguantar tres años por aquí ya está bastante bien", ha añadido, al tiempo que ha atribuido su dimisión al "cansancio" y "sí" a una cuestión exclusivamente de edad. "Ya los años se notan", ha apuntado.

Sobre posibles desavenencias durante el desarrollo de su labor, Fernández ha indicado que "siempre hay opiniones" y "disparidad de criterio" y que "el monolitismo en todos los temas nunca ha existido", al tiempo que ha añadido que "eso no llega a más". "Son cuestiones (posibles desavenencias en determinados temas) que son normales pero en absolutamente todos los gobiernos".

Ha añadido sobre este respecto que "sería aburridísimo" que "todos los gobiernos estuvieran todos los días dándose palmaditas y de acuerdo con todo", y ha señalado que en un lugar donde él estuvo presente y que "había unanimidad siempre" era "en el consejo de administración de una caja".

"Si no se trata de buen rollito, se trata precisamente de tomar las mejores decisiones y lógicamente no todos piensan que las mejores decisiones son las que uno toma... pues hay disparidad de criterio, claro, y se discute y se habla, pero no va más allá", ha incidido.

También, sobre si entre esa "disparidad de criterio" ha entrado la situación de Caja Rural de Extremadura, Antonio Fernández ha señalado que éste "es un tema igual que tantos otros" y que el mismo en su dimisión supone "una anécdota". "Caja Rural de Extremadura, igual financiación autonómica, las balanzas fiscales, de todo eso hemos hablado y hemos discutido y no ha pasado nunca absolutamente nada", ha recalcado.

Ha añadido a continuación que la retirada de competencias exclusivas hacia su persona es "otra anécdota como la de Caja Rural".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.