La joyera valenciana Elena Santamaría ha creado para la futura Reina de España, doña Letizia, unos pendientes exclusivos "XL, atrevidos y elegantes" bautizados con el nombre de 'Campanilla', porque cree que la esposa de Felipe VI "dará que hablar y sonará".

Elena Santamaría, que junto a sus hermanas Carmen y Amparo, está al frente de Santamaría Orfebre donde coordina el área artística de esta empresa de la que son la quinta generación, ha regalado a Doña Letizia esta pieza diseñada en base a los rasgos y el estilo de la futura monarca.

Santamaría ha explicado a Europa Press que ha creado "exclusivamente" para ella unos pendientes, consistente en unos pendientes grandes con plata y perlas rosas cultivadas, que ha denominado 'Campanilla'. Se trata de un complemento "llamativo y atrevido", que continúa con tendencia actual de llevar joyas grandes.

Así, antes de comenzar la producción de la pieza, estudió el estilo, corte de los rasgos y peinados de la princesa a través de las fotografías para conseguir crear unos pendientes que "le den mucha vida y le favorezcan".

Asimismo le ha regalado otra pieza que forma parte de la colección 'Herencias' que la artista ha diseñado para la venta al público y que está formado por unos pendientes pequeños, combinados con oro rosa y perla cultivada marfil, y "más discretos" para momentos "más íntimos" pensados con el objetivo de que la futura reina "pueda llevarlos en cualquier ocasión".

Fue justamente el trabajo en la línea 'Herencia', creada hace ahora un año, el que le surgió la idea de hacerle el presente a la hasta ahora Princesa de Asturias ya que Doña Letizia va a recibir "una gran herencia y un legado importantísimo" a través del joyero de la Reina.

La diseñadora ha explicado que muchas de las joyas que recibirá de la Reina Doña Sofía "le llegan por derecho dinástico" pero en ellas no intervienen el gusto personal de la futura monarca. Por ello, la joyera pensó en diseñar un complemento que a la Princesa "le apeteciera llevar".

Proceso artesanal

Ambos pendientes, están hechos a mano, tienen un proceso totalmente artesanal, cada pieza se dibuja, graba y corta sin llevar ningún proceso de molde o plantilla. Es esto y su diseño lo que los hacen exclusivos y diferentes.

En este sentido, ambos juegos utilizan el color rosado porque, según ha explicado, es un color "dulce" que va acorde a su estilo "sencillo y elegante". A su vez, las piezas han sido realizadas a mano, desde el dibujo y sin moldes para lograr pendientes artesanales "diferentes a lo que estamos acostumbrados". Santamaría ha destacado que el regalo ya se ha enviado a Doña Leticia tras haber contactado con Zarzuela.

Santamaría Orfebre, que nació en la década de 1870, sigue siendo un taller familiar que se ha ido renovando y consolidando sin perder la calidad, diseño y variedad. Conocida por sus trabajos en aderezos ha ido incorporando trabajos y líneas nuevas sin abandonar la labor artesanal.

Consulta aquí más noticias de Valencia.