Agentes de la Policía Nacional han detenido al responsable de un puesto de golosinas, bebidas y comestibles ubicado en la barriada de Torreblanca, en Sevilla, por vender hachís en la propia tienda, sustancia que se encontraba oculta bajo el mostrador y entre cajas de golosinas, según ha informado la Policía en un comunicado de prensa.

En el registro del establecimiento, un pequeño local, los agentes se incautaron de 62 gramos de hachís dispuestos en 48 trozos de diferentes tamaños para su venta, 1.136 euros en efectivo, un puño americano, diverso material para la manipulación de la sustancia estupefaciente y una pistola eléctrica 'táser'.

Los agentes adscritos a la comisaría de Sevilla Este investigaban el establecimiento a raíz del resultado de varias pesquisas desarrolladas en el transcurso de otros operativos policiales, de manera que la noche del 26 de mayo establecieron un dispositivo al objeto de efectuar una inspección del citado comercio en horario de atención al público.

De este modo, diversos indicativos policiales tanto de uniforme como de paisano accedieron al local tras su aseguramiento, con las medidas adecuadas para que el posteriormente detenido no pudiera deshacerse de la droga, repartiéndose las tareas de vigilancia de exteriores y requisa del interior.

Aparentemente, el local estaba dedicado en exclusiva a la venta de comestibles, bebidas y golosinas, pero ocultas bajo el mostrador los policías encontraron dos fiambreras de plástico con un total de 48 trozos de hachís de diversos tamaños dispuestos para su venta que arrojaron un peso de 62 gramos, diverso material para el procesamiento y manipulación de la sustancia estupefaciente, un puño americano o llave de pugilato, una pistola de descargas eléctricas y más de 1.100 euros en efectivo.

Por todo ello, el responsable del local, al que le constaban dos reseñas anteriores por ilícitos de otra naturaleza, fue detenido y puesto a disposición judicial tras la finalización de las diligencias policiales.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.