Lo anunció a 20 minutos el presidente de la Associació de Veïns de Sant Antoni, Toni Oller, quien expuso que para presentar el contencioso administrativo deberán esperar la respuesta a un recurso presentado con anterioridad, lo que podría retrasar el proceso medio año más. Desde la asociación piden que se realice un nuevo estudio epidemiológico «con médicos independientes que visiten a las personas afectadas por las antenas». Asimismo, exponen que la antena instalada en Marquès de Campo Sagrado incumple la normativa del Eixample.