«La rivalidad que hay con los ‘azules’ es sana»
Ramón Mateos.
Los desfiles de la Semana Santa de Lorca siempre habían destacado por ser diferentes a la mayoría de los que se organizan en las ciudades del país. La concesión de la declaración de interés turístico internacional a sus procesiones gratifican la labor de cofrades como Ramón Mateos, presidente del Paso Blanco de Lorca.

¿Qué ha significado que sus procesiones sean ya de interés internacional?

Una gran satisfacción porque se llevaba más de seis años de trámites para conseguir esa declaración; sobre todo, ha sido fundamental la labor con todo el papeleo que ha realizado el Ayuntamiento de Lorca.

Supongo que se notará la llegada de turistas extranjeros la próxima Semana Santa.

¿Tiene buena salud la Semana Santa de Lorca?

Siempre la ha tenido. Se nota en que se agotan enseguida las sillas para ver los desfiles y que el pueblo está volcado con sus procesiones.

¿Y les gusta a los jóvenes lorquinos sus procesiones?

Están muy involucrados. Precisamente, acaba de crearse una asociación juvenil del Paso Blanco.

¿Y las relaciones con los cofrades del Paso Azul?

De sana rivalidad. Hay demasiada fama sobre ese asunto, pero creo que cierta competencia entre ambos es buena para que mejoren las procesiones.

Las novedades del Paso Blanco para este año...

Entre las principales de esta Semana Santa hay que destacar el nuevo manto para el Rey Salomón. También se ha bordado un traje para la Virgen de la Amargura.

Bio. Ramón Mateos tiene 52 años de edad y ejerce la medicina como profesión. Ocupa el cargo de presidente del Paso Blanco de Lorca desde el pasado 2001.