De la Riva cree que el asesinato de Carrasco fue "el punto de no retorno" para "acabar con la impunidad" en las redes

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha considerado este jueves que el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha sido "el punto de no retorno" para "acabar con la impunidad" de los delitos o injurias que se cometen en las redes sociales.
Francisco Javier León De La Riva
Francisco Javier León De La Riva
EUROPA PRESS

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha considerado este jueves que el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha sido "el punto de no retorno" para "acabar con la impunidad" de los delitos o injurias que se cometen en las redes sociales.

En declaraciones recogidas por Europa Press tras la celebración de una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Valladolid, el primer edil vallisoletano ha reconocido que este problema no es nuevo, pero ha recalcado que los "200.000 tuits" que considera delito y que se recogieron después del asesinato de la política leonesa "hicieron tomar conciencia a mucha gente".

León de la Riva ha lamentado que existe "una impunidad cuando alguien hace un delito o injuria gravemente" en las redes sociales y considera que debería ser "lo mismo" que si esas palabras se produjeran "en una televisión, un periódico o una radio".

"Lo que hay que hacer es ir a por él y evitar esa impunidad. Parece que por fin se empieza a meter mano", ha apostillado, antes de recordar "las barbaridades" que ha dicho un joven leonés imputado por aplaudir el asesinato de Carrasco. "Lo razonable es que a ese muchachito se le pase la factura", ha recalcado.

En este sentido, tras ser preguntado también por la situación vivida por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, en Barcelona, ha considerado que el comportamiento de la policía autonómica catalana no le pareció "adecuado".

En todo caso, ha advertido de que existe "un clima de crispación generalizada" en España, con ejemplos como "la toma de calles y el escrache a los políticos".

Pero ha aseverado que en Valladolid el clima es "mucho más tranquilo", pues ha recordado que él mismo no ha tenido "la más mínima agresión física ni verbal" ni tampoco las vio cuando en los últimos días ha "pateado la ciudad" con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

Todo ello, a su juicio, "no es incompatible" con que "siempre haya una minoría de exaltados que tienen que estar dando la nota".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento