La primera teniente de alcalde y concejal de Economía en el Ayuntamiento de Villarrobledo, Amalia Gutiérrez, ha dado a conocer el contenido de una sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo número 1 de Albacete "que condena a pagar al Consistorio una deuda de 205.000 euros de principal y de 100.000 euros de costas e intereses, procedente de facturas sin pagar a la empresa concesionaria del servicio de la depuradora municipal de aguas".

Amalia Gutiérrez ha asegurado que se trata de "uno de los muchos pufos que dejó el anterior alcalde socialista, Pero Antonio Ruiz", y corresponde a 31 facturas "metidas en los cajones, sin pagar, sin contabilizar, sin consignación presupuestaria y sin reconocer", ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Según Gutiérrez, la deuda contraída con la empresa ascendía a 1,7 millones de euros "que los socialistas dejaron sin pagar" y que con la gestión del PP "ya se han pagado 1,5"

"Este pufo socialista vuelve a abrir una brecha en el presupuesto municipal, que saldrá de los vecinos de Villarrobledo y que tienen que agradecerle al anterior alcalde socialista, Pedro Antonio Ruiz", ha lamentado.

Desde el Grupo Popular en el Ayuntamiento han pedido al exalcalde "que ofrezca explicaciones a los vecinos después de haber arruinado a este Ayuntamiento, mientras él lleva más de 13 años cobrando más de un millón de las antiguas pesetas todos los meses".

La concejala 'popular' ha informado de que en la actualidad se estaba negociando con la empresa concesionaria del servicio de la depuradora municipal de aguas para evitar el pago de las costas y los intereses de esta sentencia, y que permitiría un ahorro para los vecinos. "Las negociaciones van por buen camino", ha asegurado, resaltando que con este "pufo" se podría haber creado un plan de empleo "contratando a 300 ciudadanos durante un mes".

Consulta aquí más noticias de Albacete.