Los arquitectos andaluces mantendrán el encierro iniciado el pasado lunes en el Colegio de Arquitectos de Madrid en contra de la Ley de Servicios y Colegios Profesionales promovida por el Gobierno central, un encierro que no ha sido apoyado por la mayoría de la asamblea nacional de arquitectos, quienes se reunieron en sesión extraordinaria este miércoles y votaron una enmienda donde se contemplaba el apoyo dicho encierro.

Fuentes del Consejo Andaluz de Colegios de Arquitectos (Cacoa) han explicado a Europa Press que este miércoles se celebró tanto un pleno del Consejo Superior como una asamblea, ambos de carácter extraordinario. En la asamblea se ha decidido no apoyar el encierro, una decisión tomada "con una cifra ajustada".

Las fuentes consideran que el grueso de los arquitectos decidió no apoyar el encierro "por precaución para no generar el efecto contrario en el Gobierno central, cuando tenemos claro que si la ley se aprueba como está, será muy perjudicial para el sector y cuando se apruebe ya no habrá

nada que hacer".

"Ahora es el momento de hacer y de decir cosas, y aunque este encierro nos hubiera gustado hacerlo por unanimidad, era algo que no podíamos aplazar", han agregado las fuentes del Consejo Andaluz, quienes han recordado que este encierro lo secundan los colegios andaluces, el de Extremadura, el de Madrid y el de Murcia, además de colegiados a título particular.

Las fuentes han dejado claro que el encierro, que se mantendrá hasta la noche del 23 al 24 de mayo, para no interferir en la jornada de reflexión de las elecciones europeas, "no va contra nadie, sino que se organiza en defensa de nuestras reivindicaciones profesionales, que no son las de un grupo elitista, sino imbricado en la sociedad; el encierro se hace en positivo".

Además, las fuentes han explicado que este miércoles se ha organizado una concentración unitaria, promovida por el Colegio de Madrid, en la Plaza Mayor madrileña, que sí ha sido apoyada por todo el colectivo, y donde han portado cascos y paraguas blancos como símbolos de la arquitectura.

Los arquitectos piden al Gobierno que dialogue antes de aprobar esta ley, promovida por el Ministerio de Economía y Competitividad. Consideran que esta nueva ley "pone en riesgo la seguridad de la construcción porque permite que profesionales que no han recibido la formación adecuada puedan firmar proyectos propios de los arquitectos".

Han agregado que "aunque en los primeros documentos sobre esta ley se apuntaba que cualquier profesional titulado en construcción podría firmar proyectos propios de los arquitectos, como viviendas o colegios, en el anteproyecto el Ministerio ha optado por no fijar esas competencias y remite la decisión a un grupo de trabajo que se crearía 'ex profeso'".

Los arquitectos temen que las intenciones del Gobierno "vayan en detrimento de la arquitectura española, pretendiendo modificar de manera encubierta la actual regulación de competencias de construcción, establecida en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE)".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.