Los portavoces de los grupos municipales PSIB y MÉS per Palma han comparecido hoy en rueda de prensa ante el Bloque XII de las viviendas sociales del Camp Redó, conocidos como Corea, y lo han hecho de la mano de los vecinos que reclaman al equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento que les escuche y haga efectivas una serie de mejoras básicas en el edificio.

Los dirigentes de los grupos de la oposición, Aina Calvo y Antoni Verger, han comprobado como los vecinos del Bloque XII "están viviendo un calvario", según han apuntado al respecto.

Con todo, han criticado la "demora" en la remodelación del edificio, "ya que el PP, sólo entrar en el gobierno decidió que no quería continuar con el proyecto", han apuntado, al tiempo que han señalado que "gracias a la presión vecinal y de los grupos de la oposición, y debido a la injusticia evidente de la situación, Mateu Isern rectificó y continuó con la remodelación pero solo del Bloque XII".

"El PP nunca ha creído en este proyecto y ha hecho todo lo posible para detenerlo y volver todos los edificios. Lo que menos les importa son las personas ", ha afirmado la portavoz socialista Aina Calvo.

Por su parte, el portavoz de MÉS per Palma ha señalado que "los vecinos fueron valientes y se enfrentaron al Ayuntamiento para que el PP quería dejarlos sin casa".

"El alcalde rectificó pero a partir de ese momento comenzó su calvario ya que el Ayuntamiento ahora los tiene castigados y no se les escucha", ha criticado al nacionalista.

Por su parte, el portavoz de los vecinos, Víctor Manuel Blázquez, ha explicado que el pasado mes de agosto pidió una reunión con el concejal de Urbanismo, Jesús Valls, y todavía a día de hoy está a la espera a pesar de su insistencia por hacer escuchar.

"No quieren saber nada de nosotros ni nuestras reivindicaciones", ha lamentado Blázquez, quien además ha recordado que el proyecto ejecutado no se corresponde con el inicial. "No se han hecho bien las cosas porque han recortado hasta el extremo el presupuesto", ha espetado.

El conjunto de reivindicaciones de los vecinos se refieren cuestiones que no se han ejecutado tal y como estaba previsto en el proyecto inicial, y otros que son mejoras que se pueden asumir perfectamente para mejorar su calidad de vida, han apuntado los responsables de los grupos de la oposición, que han constatado que dichas mejoras se recogen en la propuesta que se debatirá en el Pleno.

En este sentido, Verger ha añadido que estas propuestas de mejora "son muy lógicas y el Ayuntamiento tiene la obligación de atender a los vecinos y mejorar las condiciones de vida de estos vecindarios".