La Plataforma Ciudadanos por el Transporte Público ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa para denunciar la situación del transporte público en Murcia. Su portavoz, Francisco Ruipérez, ha afirmado que "desde este martes, somos el término municipal con el billete más caro de España", recordando que desde la entrada en vigor de las nuevas tarifas los ciudadanos que viajen de pedanías al centro urbano de Murcia "deben abonar el importe de 1,85 euros por billete".

"Hasta el martes teníamos un empate con Madrid y Valencia, que pagan 1,50 euros, pero ahora somos número uno, al igual que somos número uno en bonos más caros", ha declarado el portavoz de la plataforma.

En este sentido, Ruipérez ha comparado el precio del billete de autobús con bono en Murcia, que cuesta 1,15 euros, con el precio de Barcelona, que por 0,85 euros "se puede viajar en tres sistemas de transporte, como son metro, autobús y tranvía".

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Pedro López, ha afirmado que "tenemos que felicitar al alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, por tener el dudoso honor de ser la ciudad más cara de España en cuanto a transporte público y la primera ciudad de España en tener distintos precios para casco urbano y pedanías".

Por otro lado, Ruipérez ha recordado las nuevas medidas aprobadas por el Ayuntamiento de Murcia, que permiten comprar bonos para el transporte urbano a partir de 5 euros "para facilitar el acceso a los bonos de transporte a gente que no puede permitirse un bono de 10 euros", pero ha recordado que "los de pedanías, si queremos un bono, tenemos que comprarlo por 15 euros".

"Hay gente que no puede pagar ese precio y han tenido que bajarse del autobús, porque no tenemos las mismas facilidades que los vecinos de la ciudad", ha afirmado Ruipérez, al tiempo que "esto son discriminaciones, una tras otra".

Respecto al bono para estudiantes, que les permite viajar al precio de 0,86 euros, ha denunciado que solo se permita a los universitarios adquirirlo, "discriminando a los alumnos de los institutos, que se ven obligados a viajar a diario a Murcia para realizar sus estudios de Bachillerato ya que muchos institutos de las pedanías han perdido modalidades y ramas en los últimos tiempos".

Actividades de la plataforma

Así, desde la plataforma han anunciado una serie de actividades que se van a emprender esta misma semana, consistentes en una campaña de concienciación entre los vecinos, recogida de firmas en las calles y mercados del municipio y una reunión que se realizará en dos semanas "como máximo" para valorar nuevamente la situación y analizar más medidas y propuestas, según han afirmado diferentes representantes presentes en el encuentro con los medios.

Asimismo, el portavoz del Grupo Municipal Socialista ha asegurado que desde la plataforma se va a solicitar una reunión con el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, para "trasladar este problema y el hartazgo de los habitantes de pedanías con esta mala gestión".

En esta reunión, según López, se pedirá "billete único para todo el transporte público en todo el término municipal y que sea compatible entre las diferentes líneas de tranvía, autobuses urbanos y autobuses interurbanos, y que de manera inmediata se repongan las líneas que han desaparecido y que dejan incomunicados a bastantes vecinos de nuestro municipio".

Al mismo tiempo, ha afirmado que "el transporte público debe ser un elemento de vertebración y un servicio público, y cuanto más suba el precio, más bajará el uso de los ciudadanos de este servicio", y que "nos consta que ya el primer día de puesta en marcha de estas tarifas hubo menos pasajeros y menos ingresos, a pesar de una subida tan importante del precio del billete".

Frecuencias escasas y autobuses viejos

Por otra parte, el portavoz de la Ciudadanos por el Transporte Público ha denunciado la "precariedad" de los servicios de muchas de las líneas actuales, tras la reducción de frecuencias llevada a cabo en 2012, y que el Ayuntamiento, a pesar de "decir que hace cosas", parece "un particular que se queja a la Administración, cuando se le supone una fluidez y unos lazos que para nosotros son insalvables, puesto que pertenecen al mismo partido político".

Ruipérez ha puesto como ejemplo Ermita del Rosario, "que lleva dos años sin autobús, y los vecinos ya no saben qué más hacer para que les pongan un autobús", y ha recordado que "han hecho una marcha andando hasta el Ayuntamiento, pero éste no hace nada".

Además, ha denunciado que "muchas pedanías apenas tienen servicio hasta la Arrixaca, y las que lo tienen, en verano, Navidad y Semana Santa se quedan sin él, como si la Arrixaca cerrara por vacaciones".

Ha explicado que cada año "hay que ir reponiendo autobuses, ya que van alcanzando el fin de su vida útil". Pero "si un año no se reponen los que corresponden, se van acumulando y se hace cada vez más difícil reponer y al final van a tener que tirar toda la flota a la basura".

En este sentido, ha explicado que hace dos años "se tenían que haber dado de baja 37 autobuses pero no se hizo, y ahora, a final de año, a esos 37 autobuses habrá que sumar los que caduquen este año".

Como anécdota, ha señalado que cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de 1992, se estrenaron una serie de autobuses "que eran lo último entonces, pero que se siguen usando en la actualidad, a pesar de que la edad útil de un autobús está en torno a los 18 años".

Así, "tenemos malas frecuencias porque se redujeron en 2012, malos autobuses porque no se renueva la flota, y además tenemos los precios más caros de España para viajar dentro del término municipal de Murcia".

32

Ciudades españolas analizadas

La Plataforma ha realizado un estudio en un total de 32 ciudades, "las más pobladas de España", acerca del servicio de transporte público que ofrece a sus ciudadanos.

De estas más de 30 ciudades analizadas, los responsables han señalado que solo tres, Zaragoza, Elche y Jerez de la Frontera, gestionan el servicio dos empresas distintas, y han pedido al Ayuntamiento que "deje de escaquearse" y asuma el trabajo de gestión del transporte público del municipio.

"A pesar de ello, en Zaragoza y Jerez de la Frontera los billetes valen lo mismo", ha afirmado Ruipérez. En las demás ciudades, "los ayuntamientos gestionan las líneas de sus pedanías, como debería hacer el de Murcia".

Consulta aquí más noticias de Murcia.