Jérôme Kerviel
Jérôme Kerviel a su llegada a la frontera entre Italia y Francia y poco antes de entregarse a las autoridades galas. EFE

Jérôme Kerviel, el bróker que en 2008 hizo temblar los cimientos del banco francés Société Générale por las pérdidas multimillonarias que arrastró, cruzó la frontera desde Italia a Francia y se entregó a la policía, según publica Le Monde.

Regreso a FranciaHoras antes, medios italianos anunciaron la intención de Kerviel, de 37 años, de entregarse a los agentes de la comisaría de la localidad francesa de Menton, a una decena de kilómetros de Ventimiglia, el municipio italiano en el que residía desde hace tiempo.

"Regreso a Francia" fue la frase que el hasta ahora fugitivo, provisto de una mochila, pronunció a la salida de su hotel, según los periodistas que le esperaban a sus puertas.

Kerviel fue condenado a tres años de prisión por haber provocado al banco pérdidas de 4.900 millones de euros, al haber invertido en productos de riesgo.

Cambio de opinión

Esta misma mañana, el fugitivo había dicho que no tenía ninguna intención de entregarse a la Justicia gala antes de poder entrevistarse con el presidente, François Hollande, de quien espera el indulto.

Kerviel, que aseguraba estar "dispuesto a cumplir" su pena, solicitó al presidente francés "protección" frente a las "disfunciones del sistema judicial" que llevaron a su condena.

Esta petición no parece haber sido escuchada en París, donde la Fiscalía advirtió de que si no se entregaba a las autoridades antes de la medianoche de este domingo, Kerviel sería declarado en busca y captura y se emitiría una euroorden para su arresto, algo que no ha llegado finalmente a ocurrir, ya que el broker se ha entregado voluntariamente.