Fotograma de 'Fed Up'
Fotograma de 'Fed Up', el documental que pretende desmontar mitos alimentarios en una sociedad donde crece la obesidad como es la estadounidense. FACEBOOK DE 'FED UP'

Después de 30 años dando noticias sobre el incremento de la obesidad en Estados Unidos, la presentadora de televisión Katie Couric decidió dar un paso más en su lucha por la buena alimentación y produjo el revelador documental Fed Up, sobre las mentiras que se esconden bajo la etiqueta 'light'.

Apoyada por la productora Laurie David, responsable del documental ganador del Oscar y producido por Al Gore An Inconvenient Truth (Una verdad incómoda en España) y con la sagaz dirección e investigación de Stephanie Soechtig, Couric quiso derribar varios mitos alimentarios y dejar de culpar a la gula o la vagancia del ciudadano.

Estamos señalando el engaño de que, aun cuando creemos estar haciendo lo correcto por alimentarnos bien, no lo estamos haciendo"Eso era lo más importante. No estamos señalando a la gente, diciendo, 'qué vergüenza', o, 'es tu culpa porque no eres disciplinado'. Estamos señalando el engaño de que, aun cuando creemos estar haciendo lo correcto por alimentarnos bien, no lo estamos haciendo", explica en una entrevista la presentadora de ABC, quien también ha estado en CBS y NBC.

Según Laurie David, "hay muchos mitos sobre el comer sano y las dietas. Uno va al supermercado y ve productos que rezan, 'natural', 'bueno para la salud', 'con fibra'. Y todo eso está lleno de azúcares. La gente sabe que un 'donut' o un helado tienen azúcar, pero no son conscientes de que también hay mucho azúcar en algunos aliños de ensalada, por ejemplo", asegura.

Tras la obsesión por la reducción de la grasa (entre 1980 y el año 2000, los gimnasios se multiplicaron por dos en Estados Unidos), las empresas de alimentos potenciaron la presencia de azúcares añadidos en sus productos, de manera que hoy en día un 80 % los contienen, sin que haya una ley que obligue a explicar en qué cantidad.

Fed Up, que fue presentada en el Festival de Sundance y que acaba de llegar a las carteleras estadounidenses, comienza a estudiar la evolución de la obesidad y la diabetes.

Y lo hace desde que en 1981 el presidente Ronald Reagan redujo en 1.460 millones de dólares el presupuesto para la alimentación en las escuelas, abriendo la puerta a convenios con cadenas de comida rápida como McDonald's o Pizza Hut en los comedores escolares.

Así, los casos de diabetes juvenil pasaron de cero a 57.938 entre 1980 y 2010, algo que afecta especialmente a la comunidad latina, en la que estas empresas se han centrado, produciendo casi el doble de anuncios sobre sodas en español que en inglés. Es por ello que Fed Up será estrenado en español con la voz de Kuno Becker.

Una presentadora de TV crítica

Couric, a pesar de haber dado información de actualidad para millones de espectadores durante tres décadas, se dio cuenta realizando este documental de que ella tampoco estaba bien informada.

"Muchas cosas fueron muy sorprendentes para mí. No era consciente de lo poderosos que eran los 'lobbies' de la industria alimentaria, capaz no solo de esquivar leyes, sino de influir en la redacción de las mismas. O de la presencia de las grandes marcas en nuestros comedores escolares", explica.

Michelle Obama cambió su campaña de nutrición por la de hacer ejercicio (Let's Move) por no entrar en conflicto con las marcas"Tampoco sabía que la industria del azúcar detuvo las campañas de concienciación o que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos tiene tantos conflictos de intereses", añade, con el dato en la mano de que desde 1995 el gobierno ha dado más de 8.000 dólares en subvenciones a la industria de los edulcorantes.

Fed Up es el escalofriante retrato de una sociedad que se está envenenando poco a poco, que en dos décadas tendrá al 95% de sus habitantes con sobrepeso y que ha elevado el número de muertes por obesidad por encima de los índices de las muertes por inanición.

Pero, sobre todo, incide en una industria que domina incluso los mensajes de la Casa Blanca, al señalar cómo Michelle Obama cambió su campaña de nutrición por la de hacer ejercicio (Let's Move) por no entrar en conflicto con las marcas.

Así, mientras la Organización Mundial de la Salud afirma que no más del 10% de las calorías que se consumen a diario deben proceder de los azúcares, las autoridades sanitarias estadounidenses elevan ese porcentaje hasta el 25% y se prevé que en 2050 uno de cada tres estadounidenses sea diabético. A pesar de la alarma empresarial e institucional que enciende Fed Up, también llama al ciudadano a buscar la alternativa y preocuparse por su propia salud de una manera más informada.

"Es un error pensar que comer sano es más caro. A veces lleva más tiempo, pero es un tiempo bien invertido. Es salud para ti y para tu familia", asegura Couric, quien reconoce haberse convertido en una "consumidora escéptica".

"Todas las enfermedades que vienen por este tipo de dietas se pueden prevenir, y la solución está en la cocina de cada uno", añade por su parte David, quien concluye diciendo: "Yo he escrito un libro de cocina, voy por el segundo y me di cuenta de que no sabía nada. Si piensas que sabes mucho sobre comida, te recomiendo ver este documental", concluye.