Sus historias son tremendas, por eso deben sentirse cómodos y tranquilos a la hora de rememorarlas. Los agentes del Gruvidpol (unidad de Policía Judicial de la Policía Local de Granada) han aplicado durante un año una prueba pionera que evita a los menores que han sufrido abusos sexuales tener que testificar en el juicio.

Hasta hace poco, los pequeños tenían que narrar en varias ocasiones las vejaciones a las que habían sido sometidos: primero ante los policías y después en la sala. Sin embargo, desde hace un año los agentes del Gruvidpol graban con una cámara la declaración que los niños hacen en la sede policial.

«Esa filmación es precintada y enviada al juzgado. Una vez allí, el secretario la abre y manda hacer copias para las partes», explica la jefa de la unidad, Matilde Martín. «De esta forma –prosigue Martín– los pequeños se ahorran tener que hacerlo de nuevo durante la celebración del juicio», de enfrentarse a lo que ello conlleva y de ver tan cerca a sus supuestos agresores.

Es el procedimiento que se ha seguido en los ocho casos de abusos sexuales a menores que los agentes del Gruvidpol han esclarecido durante 2006 a raíz de las instrucciones del juzgado.

Permiso para grabar

Para llevar a cabo la grabación es necesaria la autorización de uno de los progenitores, no de los dos, «porque puede ocurrir que el otro sea el sospechoso de haber abusado del niño», apunta la jefa de la unidad. Aún así, por lo general los autores suelen pertenecer al entorno más próximo del pequeño: amigos, vecinos o familiares. Las víctimas tienen en promedio entre cinco y diez años.

Más de 8.000 investigaciones

La Unidad de Policía Judicial de la Policía Local (creada para ayudar a los juzgados en la investigación y esclarecimiento de delitos) llevó a cabo el año pasado 8.037 intervenciones, casi el doble que en 2005, según recoge la memoria. El alcalde, José Torres Hurtado, destacó ayer de la unidad (única en España) su colaboración en la denuncia de delitos contra la violencia de género (1.581), los 289 seguimientos de órdenes de alejamiento, investigaciones de accidentes, etc.