El 63% de la población madrileña mayor de catorce años se consideraba lectora de libros en 2006, según el barómetro de la Federación de Editores. Esta cifra supone una reducción respecto a 2005, cuando el índice de lectura fue del 68%, y de 2004, que registró un 64%. La media española de hábitos de lectura se sitúa en el 56%, cifra superada por Aragón, La Rioja, Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana, Canarias, Baleares y Cantabria. En la cola, con un índice del 50% se encuentra Extremadura.