«Mejor alquilada que seguir año tras año en casa, sería muy frustrante», explica Laura García. Ella, al igual que otros 18.000 sevillanos, ha solicitado ya una vivienda protegida en alquiler.

Los elevados precios en venta del mercado libre y la enorme demanda de pisos protegidos en propiedad ha hecho cuajar en Sevilla la opción del alquiler.

En 20 días, 38.000 inscritos

Al menos así se refleja en la lista de solicitantes que tiene Emvisesa para el próximo sorteo de 1.300 VPO. Aún quedan semanas para cerrar el plazo, pero en 20 días 20.000 sevillanos han pedido pisos protegidos en venta y 18.000 en alquiler. Aunque la mayoría de ellos se han apuntado a los dos cupos para tener más opciones, «es la primera vez que las demandas de compra y alquiler de viviendas de protección oficial están tan igualadas», dice Emilio Carrillo, delegado de la Gerencia de Urbanismo.

Mientras que en el anterior sorteo, celebrado en noviembre, no significaron ni tres las peticiones de alquiler por cada diez solicitudes, ahora ya representan cinco por cada diez.

El plazo, hasta el 30 de marzo

Emvisesa ha decidido que el plazo para recoger las solicitudes del próximo sorteo de mayo no terminará el 23 de marzo como estaba previsto. La inscripción estará abierta hasta el 31 de ese mismo mes, según afirmó ayer Urbanismo. Así, todos los sevillanos que aún no hayan registrado su solicitud para optar a una de las 1.300 VPO del último sorteo de esta legislatura podrá hacerlo las dos próximas semanas en la sede de la calle Mar de Alborán.