Diego ve al secretario del comité de Sniace "sospechosamente" "muy cerca" de la empresa

Acusa a empresa y a comité de "inventarse" que los administradores concursales consideran un obstáculo para Sniace la reforma energética
Reunión Ignacio Diego y el comité de Sniace
Reunión Ignacio Diego y el comité de Sniace
EUROPA PRESS

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, niega que los administradores concursales vean como un hándicap para el futuro de Sniace la reforma energética y acusa de "inventárselo" a la empresa y al secretario del comité , Antonio Pérez Portilla, al que ve "sospechosamente" "muy cerca" de la empresa.

A preguntas de los periodistas en los Campos de Sport de El Sardinero, donde se ha reunido con la Junta Directiva del Racing y ha estado con los juveniles del club, Diego ha insistido en que la reforma energética es una "mera anécdota" para el futuro de Sniace y ha asegurado que "no es cierto" que, como sostiene el comité, ésta sea vista por los administradores concursales como un obstáculo para el futuro de la compañía.

También ha negado que los administradores concursales hayan trasladado a la empresa o al comité esos 35 millones de euros de impacto de la reforma energética para Sniace, tal y como aseguró Pérez Portilla.

"No lo han dicho ellos (los administradores)", ha aseverado Diego, quien ha señalado que es una cifra "absolutamente discutible" que "alguien se ha inventado para poner una cifra y poder poner una responsabilidad".

El presidente regional ha asegurado que mantiene "conversaciones muy frecuentes" con los administradores concursales de Sniace y le han trasladado que no van a dar explicaciones en los medios de comunicación ni a "polemizar" con ninguna de las partes implicadas en la situación de la empresa.

"Pero como ellos (los administradores) no quieren entrar en polémicas porque no tienen esa función de estar en los medios de comunicación dando explicaciones a nadie pues lo que alguien dice, ahí queda y ustedes (los medios de comunicación) lo reciben", ha dicho Diego.

El presidente regional ha insistido en que los responsables de la situación de una empresa privada son sus gestores y ha instado a "buscar a los responsables" de lo que ocurre con Sniace "donde están".

"En una empresa privada, la responsabilidad de que las cosas funcionen o no fucionen está en el seno interno de la empresa. Pretender buscarlo fuera es echarle la culpa al 'empedrao' o —como muchass veces ocurre, ya que es estamos en un campo de fútbol— echarle la culpa al árbitro. Hay que meter goles", ha aseverado el presidente regional.

Ha defendido que Sniace "puede y debe continuar produciendo y, por ello, ha instado a sus gestores a "hacer lo que tienen que hacer para darle futuro".

Y en esta tarea, ha reconocido que deben de tener "muy presentes" todos los factores, entre ellos la reforma energética, pero sin "pretender responsabilizar a otros de lo que es una responsabilidad exclusiva de los directivos y accionistas mayoritarios de la sociedad".

Para Diego la "mejor prueba" de que la reforma energética no es "para nada trascendente" en la viabilidad es que "el resto de empresas" siguen funcionando en ese contexto.

El presidente regional ha recordado en su visita a los Campos de Sport de El Sardinero y, en otro acto anterior este miércoles, que Sniace es una empresa que, "mal gestionada", ha acumulado en los últimos años una deuda de 200 millones de euros con los acreedores, a pesar de las primas recibidas por el Gobierno, y ha acabado en concurso.

A ello, ha sumado la "mala negociación" llevada, a su juicio, en relación al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por el que fue despedida la plantilla.

Diego ha subrayado que el Gobierno "en todo momento" ha estado del lado de la plantilla, "única parte" que le interesa, y ha intentado facilitar la salida que permita la continuidad del "mayor número de trabajadores".

Además, ha insistido en que el Gobierno de España mantiene su "compromiso" sobre las prejubilaciones a los mayores de 58 años de la empresa "si la empresa se compromete en ello".

Cuestionado por el aplazamiento del juicio previsto para ayer, martes, en la Audiencia Nacional sobre el ERE, Diego ha afirmado que "se alegra" de que se "abra un vía" de diálogo entre empresa y trabajadores que permite "mantener la esperanza" de un acuerdo, de que "cambie" la situación actual —los trabajadores están despedidos— y que se pueda "aprovechar" el compromiso de colaborar del Gobierno en las prejubilaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento