S.El gasto de los turistas sube un 9% hasta 321 millones y Andalucía recibe un notable

La Junta insta a empresarios y sindicatos a que "impulsen y culminen la negociación colectiva de forma rápida y positiva" en el sector
El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez
El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez
EUROPA PRESS

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, el gasto turístico de los más de 730.000 visitantes que Andalucía ha recibido en Semana Santa —entre el sábado anterior a Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección— se cifra en 321 millones de euros, lo que supone un crecimiento del nueve por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

Rodríguez ha resaltado que los visitantes le dan una nota de ocho sobre diez, es decir, un notable alto, y ha precisado que el 90 por ciento de los turistas encuentra "satisfactoria" la relación calidad-precio.

En declaraciones a los periodistas, el consejero destaca que la Semana Santa "ha sido muy positiva para Andalucía, y no solo ha supuesto mayor número de pernoctaciones y viajeros, sino también mayor gasto turístico", de forma que "se ha generado actividad económica para nuestra tierra".

Rodríguez ha precisado que ese gasto turístico de 321 millones "tiene un efecto de arrastre para el conjunto de la economía andaluza y para múltiples sectores, de forma que el turismo es un sector estratégico de la economía".

Así, ha indicado que esa incidencia del turismo en otros ámbitos de la actividad económica se traduce en el hecho de que de esos 321 millones de euros "el 33 por ciento se han gastado en restauración, las compras suponen el 31,3 por ciento del gasto turístico, y los alojamientos suponen el 19 por ciento del total de gasto turístico".

"El turismo genera un efecto arrastre sobre toda la economía, no sólo en el sector turístico directamente ligado a la actividad, que se ve beneficiado de forma directa por la afluencia de visitantes, sino en otros sectores, como el comercio, la restauración, la agricultura o el transporte, que se ven beneficiados de esos buenos datos turísticos", ha agregado el consejero, quien resalta que "cuando el turismo funciona y va bien, es una buena noticia no solo para los hoteles y profesionales del sector, sino que es buena noticia para el conjunto de la economía andaluza".

Por otro lado, el consejero ha precisado que el 46 pro ciento de turistas de esta Semana Santa llegó en coche y más del 30 por ciento llegó en avión. Asimismo, el 59 por ciento del total eligió los hoteles como establecimiento para alojarse y el 77 por ciento de visitantes ha organizado su viaje de forma particular.

El consejero ha indicado que, según la estadística efectuada esta Semana Santa, la calificación que dan los visitantes a Andalucía, una vez realizado su viaje, es de ocho sobre diez, esto es, un notable alto. De esta forma, resalta que "la satisfacción del turista y del visitante por los servicios prestados y por el viaje es muy positiva".

De esa calificación global, la puntuación máxima la recibe la restauración, con una nota de 8,8 sobre diez, mientras que el tráfico es lo peor valorado, con una nota de 6,6 sobre diez.

Asimismo, tras dejar claro que en este servicio "se prima la calidad", un elemento "fundamental para posibilitar que quien nos visite hoy nos pueda visitar mañana y haga una adecuada promoción de Andalucía en su lugar de origen".

En ese sentido, resalta que "el 90 por ciento de los turistas encuentra satisfactoria la relación calidad-precio en Andalucía, les parece muy bien o bien". Considera que esa buena consideración de la relación calidad-precio "debemos preservarla como elemento de calidad, de competitividad y mantener nuestra cuota turística e incrementarla en próximos años". "Debemos tenerlo como criterio para el futuro, mantener una relación calidad-precio satisfactoria para el cliente", ha insistido el consejero.

Anuncio de un buen verano

Asimismo, el consejero considera que esta "buena Semana Santa anuncia elementos para estar satisfechos a la hora de prever cómo puede evolucionar el sector turístico en temporada alta".

De esta manera, se apunta que "las perspectivas son buenas aunque hay que ser cautos en cuanto al futuro, pues cualquier elemento no controlado puede distorsionar las previsiones, pero de forma general la Semana Santa, que anuncia la temporada de verano como las golondrinas anuncian la primavera, ha funcionado de manera positiva y es un indicador y alienta las perspectivas para el verano y éstas son positivas".

"No tenemos elementos para pensar que el verano no vaya a ser positivo y mejor que el pasado verano, que fue el mejor verano de la historia reciente de Andalucía en materia turística", ha agregado el consejero, quien considera que "si avanzamos sobre los datos del último verano, estaremos avanzando sobre datos del mejor verano de la historia de Andalucía, que fueron magníficos resultados; no hay datos que nos digan que no se puede producir".

El consejero, quien indica que los datos de marzo de 2014 no se pueden comparar con los de marzo de 2013, al no ser homologables, pues el pasado año había Semana Santa y este año no", ha indicado que para hacer comparación homogénea de los meses hay que esperar a abril, aunque insiste en que "los datos son positivos y el sector turístico goza de buena salud".

Llamamiento a la negociación colectiva

El consejero considera que viendo estos datos positivos, "es muy importante que la negociación colectiva se salve de forma positiva y que sea pronto", tras lo que considera que Andalucía, desde la perspectiva turística, "no puede esperar sobresaltos ni vivir situación anómala".

Por ello, ha instado a los empresarios y sindicatos a que "impulsen la negociación colectiva en el sector y culminen con éxito la negociación colectiva, con convenios que garanticen tranquilidad y perspectivas al sector turístico en Andalucía".

"Los buenos indicadores turísticos deben favorecer que los convenios se acuerden de forma rápida y de forma positiva para los sectores directamente implicados", ha agregado el consejero, quien espera que se resuelva de forma satisfactoria la "asignatura pendiente que existe en Andalucía" y espera que "no se llegue a la temporada alta con los convenios sin resolver".

El consejero reconoce que "se está viendo que, lo que debiera ser negociación fluida, con resultados positivos y palpables, no va a la rapidez que Andalucía y el sector turístico necesitan". Asimismo, considera que "no es lo mismo una negociación colectiva cuando el sector turístico va mal que cuando los indicadores turísticos van bien y anuncian un camino positivo en los próximos tiempos".

Por ello, espera que este contexto favorable "sea un aliciente para que la negociación colectiva concluya de manera positiva y lo más rápidamente posible".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento