La Generalitat prevé aprobar antes del verano un anteproyecto de decreto para que los menores de 16 años sean obligados a presentar un permiso firmado por los padres o tutores legales cuando quieran hacerse un piercing, un tatuaje o una micropigmentación.

Según la Dirección de Salud Pública de la Generalitat , hay que actualizar la legislación que regula los tatuajes y piercings, datada en el año 2001.

Control de materiales

La normativa regulará los productos sanitarios y cosméticos que se utilicen en estas operaciones
La nueva normativa también controlará los materiales y los productos sanitarios y cosméticos que hagan servir los profesionales.

También creará un registro compartido de los locales que se dedican a esta actividad, cada vez más de moda.

En un futuro, cada ayuntamiento tendrá que autorizar estos establecimientos y la práctica ambulante será perseguida por la ley.

Unos 500 establecimientos hacen piercings en Catalunya.