Mas defiende la diversidad y de la unidad cívica de los catalanes

  • "Así es como somos y como nos gusta hacer las cosas", ha dicho en una declaración institucional.
  • Este año no ha mencionado explícitamente el debate soberanista.
  • Ha recordado que la celebración es muy antigua, como las instituciones catalanas.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en una de las paradas de rosas de las entidades sociales.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en una de las paradas de rosas de las entidades sociales.
PATRICIA MATEOS / ACN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha lanzado esta festividad de Sant Jordi, en pleno debate sobre la consulta soberanista, un mensaje a favor de la diversidad y de la unidad cívica de los catalanes, dos características fundamentales del pueblo catalán, ha agregado.

"Ofreceremos al mundo el gran espectáculo del mosaico de la sociedad catalana, participando activamente, incorporando la diversidad y celebremos lo que nos une. Así es como somos y como nos gusta hacer las cosas, como las hacemos y como las haremos porque así es como somos", ha dicho en una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat.

A diferencia del pasado año, donde hubo una referencia explícita al debate soberanista, este año el discurso ha tenido un carácter más festivo, aunque sí ha aprovechado la ocasión para rememorar que la celebración es muy antigua y que la rosa se regala desde el siglo XV.

En este sentido, ha recordado que las instituciones catalanas también son muy antiguas y que las Cortes catalanas fueron uno de los primeros parlamentos en la historia de la humanidad. Con todo, Mas ha animado a los catalanes a celebrar esta fiesta, a colgar la senyera (la bandera catalana) del balcón y a comprar libros en catalán.

Misa polémica

El presidente catalán ha participado después en la tradicional misa de Sant Jordi junto a otras autoridades y políticos, entre los que no había representantes de ICV por considerarla un hecho "anacrónico, que no refleja la pluralidad de Cataluña".

En un comunicado, subrayó que la laicidad de las instituciones "es imprescindible para poder construir un espacio de convivencia entre religiones", por lo que ha considerado que el Gobierno catalán no puede participar en una liturgia religiosa cuando representa a todas las sensibilidades.

La misa ha sido oficiada por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, quien elogió la clase política y la "grandeza" de la política, una actividad necesaria para conseguir el bien común para la sociedad. Por otro lado, ha pedido a la iglesia que no tenga miedo y no se lamente por la situación de "desevangelización" de Europa occidental.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento