García Márquez
Fotografía del 6 de marzo de 2014 del premio Nobel de Literatura, el colombiano Gabriel García Márquez en Ciudad de México. EFE

El escritor Gabriel García Márquez ha fallecido este jueves a los 87 años de edad. El premio nobel de Literatura 1982 ha fallecido en México DF, donde vivía desde hace años, después de pasar las últimas semanas aquejado por una neumonía. El autor de obras tan emblemáticas como Cien años de soledad nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, al norte de Colombia. Conocido como 'Gabo', fue escritor, periodista y guionista de cine, además de agitador cultural por convencimiento y padre del "realismo mágico" en literatura.

Su obra más destacada es 'Cien años de Soledad'

El pasado 31 de marzo, García Márquez fue ingresado de urgencia en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Salvador Zubirán, en México DF, "por un cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias". Permaneció hospitalizado una semana en la que aprovechó para dar muestras de su buena evolución. Incluso llegó a pedir a los periodistas que estaban a las puertas de dicho centro sanitario que "fueran a hacer su trabajo", restando importancia a su estado de salud.

Sin embargo, los rumores de los últimos días sobre una posible recaída en el cáncer linfático, que le habría afectado a un pulmón, ganglios e hígado, de acuerdo con el diario mexicano El Universal', que citó fuentes propias, hicieron temer de nuevo por su salud. En alusión a estos rumores, la familia del escritor colombiano admitió el pasado lunes que su salud "era muy frágil" y que "existían riesgos de complicaciones de acuerdo a su edad", pero subrayó que estaba estable. En 1999, se le diagnosticó un cáncer linfático que, según declaró en una entrevista concedida al diario colombiano El Tiempo, superó tras un tratamiento de tres meses.

Cima de la literatura universal

De entre toda su obra destaca Cien años de soledad (1967), una de las cimas de la literatura universal, traducida a 35 idiomas y de la que se han vendido más de 30 millones de ejemplares. Pero 'Gabo' no fue solo un gran escritor. Fue miembro de la Academia colombiana de la Lengua, impulsor de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, con sede en La Habana (1985) y de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (1994), además de un revolucionario del lenguaje, que incluso pidió la supresión de la gramática y la ortografía.

'Vivir para contarla' es la autobiografía en formato de novela que publicó en 2002Una vida intensa que comenzó en Aracataca, población que le inspiró el literario 'Macondo', donde situó algunas de sus obras, y que sería convertido con el tiempo en lugar de peregrinaje, dentro de la 'Ruta de Macondo' y de la 'Cartagena de García Márquez', recorridos culturales por los municipios y lugares de su obra.

A lo largo de su vida no paró de recibir homenajes, aunque el año mas especial fue 2007, cuando por su 80 cumpleaños, el 40 aniversario de Cien años de soledad y los 25 del Nobel, honraron su figura la Casa de América de Madrid y sendos Congresos de la Asociación de Academias de Lengua Española (Medellín) e Internacional de la Lengua Española (Cartagena de Indias).

Vivir para contarla es la autobiografía en formato de novela que el premio nobel publicó en 2002, y en 2009 apareció la primera biografía "tolerada", escrita por el británico Gerald Martin y titulada Gabriel García Máquez: Una vida.

Superó el cáncer

El escritor superó dos cánceres, uno de pulmón que le fue extirpado en 1992 y otro linfático que le diagnosticaron en 2000 y por el que recibió sesiones de quimioterapia en Los Ángeles (EE UU), que debilitaron su salud.

Premiado y galardonado en múltiples ocasiones, García Márquez recibió entre otros galardones el Rómulo Gallegos (1972, por Cien años de soledad); la Legión de Honor francesa (1982); la Orden del Aguila Azteca (1982), y la Orden del Congreso de Colombia en el Grado de Gran Cruz con placa de oro (2007).El escritor colombiano aseguró en 1994 no querer recibir el Premio Cervantes de Literatura, galardón al que era candidato.

Sus últimos libros publicados son Memorias de mis putas tristes (2004) y Yo no vengo a decir un discurso (29 octubre 2010), en el que recoge 22 de sus discursos para ser leídos en público.