El alcalde de Polanco expresa su "satisfacción" tras conocer la sentencia que le absuelve

Julio Cabrero resalta la "confianza en la justicia" que ha tenido "desde el principio" de este proceso judicial
Julio Cabrero
Julio Cabrero
PP

El alcalde de Polanco y diputado del PP de Cantabria, Julio Cabrero, ha expresado su "satisfacción" tras conocer la sentencia de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que le absuelve del delito de prevaricación administrativa por el que fue juzgado la semana pasada, por su actuación en la contratación del proyecto del polideportivo de Requejada.

El regidor y parlamentario 'popular' ha señalado a Europa Press que si bien no conoce la sentencia "en profundidad" —le han comunicado el fallo, pero todavía no se la han pasado para leerla "detenidamente"— la ha recibido "tranquilo" a la par que satisfecho.

Asimismo, Cabrero ha resaltado su "confianza en la justicia", una confianza, ha puntualizado, que mantuvo "desde el principio" de este proceso.

Además, ha mostrado su agradecimiento a familiares y amigos, que han "confiando" en él y en la labor que desde el año 1991 desarrolla en el Ayuntamiento de Polanco, bien desde el equipo de gobierno bien en la oposición.

El alcalde y diputado del PP también ha admitido a esta agencia que tras difundirse la sentencia absolutoria le ha llamado "mucha gente", desde los "responsables máximos" de su propio partido a integrantes de otras formaciones políticas, que también se "alegraban" del fallo.

SENTENCIA

Julio Cabrero estaba, junto a Miguel Ángel Rodríguez y Luis Barrero -exalcalde, y exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Polanco- estaban imputados por no iniciar expediente de contratación alguno a la hora de encargar el proyecto del polideportivo, así como la modificación del mismo y la dirección de obras para su construcción.

En el juicio, el Ministerio Fiscal retiró la acusación contra el que fuera alcalde (Miguel Ángel Rodríguez) y la mantuvo para los otros dos imputados. La acusación particular, ejercida por un concejal socialista del Ayuntamiento, sólo acusaba a Cabrero y Barrero.

En la sentencia, notificada este martes, los magistrados consideran probados los hechos enjuiciados, pero añaden que era la forma en que se actuaba en el Ayuntamiento, que la secretaria municipal nunca puso ningún reparo y que, en este caso concreto, no había "voluntad de incumplir la legalidad".

Señala la resolución que "no ha existido ningún reparo de ilegalidad por parte de la secretaria municipal, la cual con un evidente desprecio de sus mínimas obligaciones ha dado validez a la contratación y a los sucesivos pagos a cuenta sin realizar advertencia alguna y sin poner de relieve, al menos, la ilegalidad del contrato verbal".

Además, "ningún miembro de la Corporación, conocedores de la existencia del contrato, opuso nunca ningún reparo de ilegalidad durante más de tres años". "Es por tanto cierto que la contratación en el Ayuntamiento de Polanco durante los últimos años ha distado mucho de ajustarse a la legalidad, pero tan anormal conducta no es imputable de forma exclusiva a esta corporación municipal", señala la sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento