Corrala Utopía
Los vecinos desalojados frente al Ayuntamiento de Sevilla. M. C.

La Junta de Andalucía asumirá el realojo de las veintidós familias desalojadas del edificio conocido como Corrala Utopía en Sevilla, según ha informado en un comunicado la Consejería de Fomento y Vivienda.

Con esta decisión, la Junta da cumplimiento del auto del juzgado de instrucción número 3, de 25 de febrero, que manda a las administraciones a "proveer lo necesario" para atender "a los menores y otras personas en riesgo de exclusión social".

Además, se garantiza el derecho a la vivienda de las familias con menores y otras personas en riesgo de exclusión tras la "negativa del Ayuntamiento de Sevilla a facilitar ninguno de sus 528 pisos deshabitados" y la adopta con urgencia ante la "elusión flagrante de sus responsabilidades por parte del Ayuntamiento de Sevilla".

En el comunicado la Consejería recuerda que solicitó al Ayuntamiento que pusiera transitoriamente a disposición de estas familias 16 inmuebles, petición que ha sido "formalmente rechazada".

Una solución

Del mismo modo, ha denunciado que el consistorio ha desatendido la petición de reunión cursada por el viceconsejero de Fomento y Vivienda, José Antonio García Cebrián, al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, para abordar con urgencia una solución para las familias desalojadas, que se encuentran acampadas frente a la sede del ayuntamiento.

Tras el desalojo, las familias de la Corrala se encuentras acampadas frente
al Ayuntamiento
de Sevilla
La Junta y el Ayuntamiento acordaron el pasado 5 de marzo la creación de una comisión técnica, con participación del Defensor del Pueblo Andaluz, para arbitrar medidas que garantizasen el derecho a la vivienda, la seguridad y la integridad física de las familias de la Corrala Utopía.

En el marco de dicha comisión, el Defensor del Pueblo Andaluz informó a las administraciones de que las familias alojadas en la Corrala Utopía se encontraban en riesgo de exclusión social, urgiendo a acordar una solución.

La Consejería informó al Ayuntamiento de que la Administración autonómica había entregado en alquiler social a familias con recursos limitados todos los inmuebles de su titularidad que se encontraban sin adjudicar.

Por ello, sólo podría disponer para una solución inmediata de viviendas que quedaran desocupadas como resultado de la rotación natural de las viviendas públicas por cancelaciones de contratos de alquiler y mudanzas, fallecimientos, o ejercicios de tanteo y retracto en el caso de compraventa.

A causa de estas limitaciones, la Consejería solicitó al Ayuntamiento que pusiera transitoriamente a disposición de las familias inmuebles de su propiedad, comprometiéndose la Junta a proveer una solución definitiva en el tercer trimestre del año.

Sin embargo, el Ayuntamiento, cuyas viviendas deshabitadas en Sevilla tienen en algunos casos calificaciones definitivas hasta de 2008, rechazó esta propuesta, según la Consejería.

Ante esta tesitura, la Consejería abrió un cauce de negociación con Ibercaja, propietaria del inmueble, para arbitrar medidas que permitiesen realojar provisionalmente a las familias hasta que la Junta ofreciese una solución definitiva.

El desalojo

Dicha negociación se encontraba próxima a su culminación cuando el pasado domingo la Policía Nacional, por orden de la Delegación del Gobierno en Andalucía y sin previo aviso a la Consejería, procedió al desalojo de la Corrala Utopía, señala la nota.

Ese mismo día Ibercaja comunicó a la Consejería su retirada definitiva de cualquier negociación o búsqueda de soluciones, según la Junta.

 

Consulta aquí más noticias de Sevilla.