Vivienda en venta y alquiler
En la fachada de una casa, el cartel de un apartamento que se vende o alquila. CH. LIZARRALDE

¿Qué es mejor, comprar o alquilar vivienda? Hasta ahora siempre se dijo aquello de que alquilar era "tirar el dinero". Y casi todos comprábamos casa, o sea, lo hacía el banco por nosotros, y nos embarcábamos casi de por vida con una hipoteca, como una mochila llena de piedras. La crisis ha cambiado los esquemas y sigue aumentando el número de españoles que apuesta por alquilar un piso.

En la actualidad tenemos que tomar la mejor decisión sobre cómo adquirir nuestra vivienda. Si nos compensa alquilarla o bien comprarla. El canal de noticias de Fotocasa se hace eco de los explicados en iAhorro.

El alquiler supone mayores beneficios fiscales para propietario e inquilinoNos gusta ser dueños de nuestra casa
La mentalidad española ha estado históricamente muy ligada a la compra de la vivienda. Esta preferencia está muy relacionada con la sociología, porque igualamos el concepto de propiedad con el de seguridad. Por este motivo preferimos invertir nuestro dinero para tener una vivienda nuestra en el futuro.

En los últimos años el euríbor ha bajado mucho, haciendo más asequibles las cuotas del préstamo, aunque las condiciones que los bancos han puesto para conceder nuevas hipotecas se han endurecido. Esto último comienza a cambiar pero muy lentamente.

Beneficios fiscales
Hasta marzo de 2013 existían una serie de beneficios fiscales por la compra de vivienda habitual que se desprendía en deducciones en el IRPF y un porcentaje menor en las retenciones de las nóminas. Esto desanima a las familias que sopesan la opción de compra.

El alquiler supone mayores beneficios para propietario e inquilino. El arrendador tendrá un derecho legal a recibir deducciones por los impuestos y tasas estatales que incidan sobre los rendimientos o la vivienda como el IBI, los gastos de formalización del arrendamiento, los gastos destinados a la conservación, mantenimiento y reparación de la vivienda, los contratos de seguro, los gastos de administración y la amortización del bien inmueble.

El valor de los pisos está en mínimos y con la bajada de los tipos comprar es asequibleTambién gozará de reducciones si el inquilino cumple una serie de requisitos y el contrato de duración es lo suficientemente amplio para considerarlo de vivienda habitual. El arrendatario también tendrá derecho a una serie de deducciones cuyo porcentaje dependerá de la base imponible a aplicar al contribuyente.

Buen momento para comprar barato
El valor de los inmuebles está en punto mínimo y con la bajada de los tipos resulta asequible comprar. Si buscamos oportunidades, los pisos de propiedad de la banca son una oportunidad bastante interesante porque les interesa obtener liquidez y obtener rendimientos por ello.

Una de las cosas que tenemos que tener clara es que todavía está muy restringido el acceso a la compra de vivienda. Para ello debemos tener unos ahorros que como mínimo cubran del 20% al 40% de la venta. Es decir, la demanda con liquidez es la que tendrá la oportunidad de entrar en este mercado.

Pero todo depende del lugar. En las zonas residenciales mejor valoradas y con mayores precios de las viviendas en alquiler y compra, como pueden ser la calle Serrano de Madrid y el Paseo de Gracia en Barcelona. Los alquileres resultan bastante más baratos que las compras, si nos basamos en los pagos anuales. Mientras que si tu compra se dirige a barrios no tan céntricos, el ahorro que consigues con la compra es bastante significativo.