Arias Cañete afirma que el Gobierno "sigue de cerca" la venta de acciones de Deoleo, que es "una empresa estratégica"

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado que el Gobierno "sigue muy de cerca" el proceso de venta de un porcentaje de las acciones de Deoleo "porque es una empresa estratégica en el mundo del aceite español y es una operación de envergadura en una compañía de referencia".
Arias Cañete en declaraciones a los periodistas
Arias Cañete en declaraciones a los periodistas
EUROPA PRESS

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado que el Gobierno "sigue muy de cerca" el proceso de venta de un porcentaje de las acciones de Deoleo "porque es una empresa estratégica en el mundo del aceite español y es una operación de envergadura en una compañía de referencia".

En declaraciones a los periodistas, Arias Cañete ha manifestado que el seguimiento se está realizando "para ver que los proyectos que estén encima de la mesa correspondan a la inquietud del Gobierno, que es que Deoleo tenga un proyecto serio, riguroso y ambicioso que permita contribuir a que la producción española de aceite tenga salida en el mercado de exportación".

Así, ha expresado el deseo del Gobierno, que es "que no se fragmente" Deoleo y que "cualquiera que pueda gestionar la empresa mantenga unido todo su patrimonio y pueda utilizar las marcas españolas como Carbonell para acceder a los mercados de exportación donde hay más valor añadido, como el de Estados Unidos".

En ese sentido, asegura que acceder a los mercados de exportación permitiría "que los olivareros españoles y andaluces vean una salida a la producción a precios razonables". "El Gobierno está siguiendo el proceso muy de cerca para ver quiénes son los interesados en el mismo", ha destacado.

Asimismo, ha explicado que "de acuerdo a las informaciones que tiene el Gobierno, da la impresión de que Unicaja va a seguir en el accionariado y que por tanto va a haber presencia española en el mismo", y ha dicho que el hecho de que el Ejecutivo respete la economía de mercado "no quiere decir que sea ajeno a este proceso y que no de su opinión sobre cuáles sean los proyectos empresariales más importantes para Deoleo, que debe ser una compañía líder mundial".

"España es un país líder en superficie y en producción, y ahora tiene que ser líder en precio y en exportación", ha enfatizado al tiempo que ha insistido en que "lo que interesa al Gobierno es una compañía potente que mantenga unido el patrimonio, que conquiste mercados de exportación que expanda la exportación española en Estados Unidos, en Brasil y en China, por ejemplo".

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha señalado que "cuando un país como España es capaz de producir dos millones de toneladas, tiene que tener los instrumentos para poder exportar", detallando que esos instrumentos son "cooperativas muy potentes y compañías mercantiles muy fuertes".

Al respecto, Arias Cañete indica que el Gobierno "está apoyando el proceso de integración de cooperativas para que cada vez sean mas fuertes" y ha manifestado que "lo único" que él dijo en su día es que no querría "que desembarcase en Deoleo alguien que fragmentara la compañía, que vendiera las marcas por una parte y que no apostara nítidamente por el aceite español".

Preguntado sobre si el Gobierno se plantea entrar en la operación, ha dicho que no lo confirma, porque lo que está haciendo es "viendo cómo se desarrolla y cómo es la calidad de los fondos de inversión", porque no quiere que entren fondos "para hacer una operación pelotazo de entrada y salida rápida", sino fondos "que se integren en la gestión de la compañía, aporten valor añadido y puedan permitir exportar con más potencia".

"El compromiso del Gobierno es que las compañías que actúan defiendan el interés básico del Gobierno: que productores de aceite españoles tengan una compañía capaz de pagarlo a precios razonables y exportar a mercados emergentes", ha subrayado.

Arias Cañete considera que ello requiere "equipos diligentes y que sean capaz de solventar uno de los problemas que tiene Deoleo, que es una deuda próxima a los 500 millones de euros, lo que supone también que hay que tener un proyecto de gestión empresarial muy sólido y muy serio para afrontar la amortización de esa deuda".

Por último, ha vuelto a incidir en que la preocupación del Gobierno "es que haya empresas capaces de exportar a precios importantes con más valor añadido para que olivareros españoles puedan rentabilizar el esfuerzo que hacen para producir el mejor aceite de oliva del mundo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento