Condenado a 12 años y medio de prisión por matar a su hijo de 18 meses en 2012

  • El fiscal le condenó por el asesinato de su sobrino pero las pruebas de ADN revelaron que también era su hijo.
  • También tiene la prohibición de aproximarse a su otro hijo 14 años que cumplirá de manera simultánea y al que deberá pagar 40.000 euros por daños morales.
  • El autor confesó que zarandeó con fuerza al niño "porque estaba llorando", se cayó al suelo y se golpeó la cabeza.
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid.
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid.
EP

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Michael U.I. a 12 años, seis meses y un día de prisión por matar su hijo de 18 meses en el año 2012.

En el fallo, la Sección Primera de la Audiencia madrileña considera a Michael U.I., de 20 años, de origen filipino, autor de un delito de homicidio con la circunstancia agravante de parentesco.

También se impone al acusado la prohibición de aproximarse a su hijo N.A.U., de 4 años, por un periodo de 14 años, que se cumplirá necesariamente por el acusado de forma simultánea con la pena de prisión.

No obstante, Michael U.I. podrá mantener comunicación con N.A.U. por cualquier medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual, durante su estancia en prisión y con posterioridad a su licenciamiento.

No procede condena alguna en concepto de responsabilidad civil a favor de W.T.U., madre de la víctima, porque ha renunciado expresamente a ella en el juicio.

La resolución establece que el procesado deberá pagar a N.A.U., la cantidad de 40.000 euros, en concepto de daños morales por el fallecimiento de su hermano.

Durante el juicio con jurado popular, que se celebró el pasado mes de febrero, el acusado Michael U.I. reconoció que zarandeó al niño con fuerza, porque estaba llorando, hasta que el pequeño se desmayó, se cayó al suelo y se dio un golpe fuerte en la cabeza.

Pensaban que era su sobrino, pero también era su hijo

El fiscal pidió inicialmente 19 años de prisión para Michael U.I. por el asesinato de su sobrino de 18 meses, aunque los resultados de una prueba de ADN realizada por la Policía Científica con posterioridad a la fase de instrucción revelaron que el menor fallecido no solo era sobrino del acusado, sino que también era su hijo.

En la vista, Michael U.I. explicó que los hechos ocurrieron el 12 de diciembre de 2012 en un domicilio donde vivían su hermana y los dos hijos de ésta, uno de 18 meses y el otro de dos años.

Precisó que "todos los días" iba a cuidar de los niños, puesto que la madre de los pequeños se pasaba la mayor parte del día trabajando como empleada doméstica interna y en ocasiones se quedaba a dormir en su trabajo.

"En esos momentos estaba pasando una mala racha. Mis padres se acababan de divorciar. Yo quería sacar mis estudios", alegó.

En prisión desde 2012

El procesado admitió que el 12 de diciembre de 2012 zarandeó al bebé de 18 meses con fuerza, agarrándole de las axilas y de la cara, porque estaba llorando cuando él pretendía dormir.

"Me asusté porque el niño se desmayó, se cayó al suelo y se dio un fuerte golpe en la cabeza", indicó el acusado, quien agregó que, al ver que el pequeño estaba inconsciente, llamó al 112.

Michael U.I. se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el 13 de diciembre de 2012, el mismo día del fallecimiento del bebé.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento