A principios de esta misma semana, Madonna, de 55 años, regaló a sus seguidores de Instagram una simpática fotografía, en la que mostraba su disfraz de Daenerys (Juego de tronos) en una fiesta judía.

El pasado jueves sorprendió a sus fan de una forma muy diferente: publicó una imagen en la que posaba con ropa interior de estilo fetichista, una metedura de pata, al parecer, pues borró inmediatamente la fotografía y en su lugar envió este mensaje: "¡Buscando amor en lugares equivocados! El miedo hace que te centres... #rebelheart".

No obstante, un poco más tarde Madonna se lo pensó mejor y compensó a sus admiradores una imagen poco conocida de sí misma y sin duda mucho más sorprendente, con la misma ropa interior pero con el brazo levantado, mostrando su vello axilar en toda su plenitud y aparentemente reivindicando que no hace falta echar mano a una cuchilla para ser atractiva.

La diva añadió una pajarita a su particular look con corpiño lencero.

Con la fotografía, añadió el siguiente mensaje: "Long hair...... Don't Care!!!!!! (Pelo largo... ¡no importa!) e inluyó los siguientes hashtag: #artforfreedom #rebelheart #revolutionoflove.

La diva no es la primera famosa en mostrar el pelo en este lugar de la anatomía: Julia Roberts se paseó por la alfombra roja mostrando sus axilas sin depilar y Drew Barrymore también ha demostrado que no le molesta el vello en esa zona. Otras como Beyoncé, Hilary Swank e incluso la española Penélope Cruz, han mostrado —en este caso sin pretenderlo— diferentes estadios del crecimiento del pelo en la axila.

Sin embargo hay mujeres que reivindicar el pelo femenino en todo el cuerpo, como la escritora Lucía Etxebarría o la bloguera Paloma Goñi, que causó un gran revuelo en las redes con sus fotografías de su generoso vello corporal.