La muerte de David Fuertes, atropellado el sábado en un polígono industrial de Móstoles cuando dos amigos se retaban a ver quién pisaba más el acelerador, ha vuelto a disparar la alarma sobre las carreras ilegales de coches.

La Policía Local de Móstoles negó el lunes en un informe preliminar que el polígono de La Fuensanta sea utilizado para organizar carreras clandestinas y asegura que lo ocurrido el sábado fue "un pique" entre amigos con resultado de muerte.

Estrenaban coche y estaban haciendo botellón. El chico se lanzó a la calle a hacer piruetas y a torear a los vehículos y murió

"Estrenaban coche y estaban haciendo botellón. El chico se lanzó a la calle a hacer piruetas y a torear a los vehículos y murió", explicó ayer una portavoz del Ayuntamiento, que se va a personar como acusación particular.

La Guardia Civil y la Policía de la capital coinciden en señalar que las carreras clandestinas en la región, pese a no ser muy habituales, existen.

Ambos cuerpos han vigilado recientemente al menos tres zonas donde se han producido estas competiciones: el PAU de Las Tablas, en Fuencarral; la avenida de los Poblados, en Latina, y la M-100, en Algete.

Expertos policiales explican que los amantes de estas competiciones eligen siempre lugares poco transitados, vías anchas y bien pavimentadas.

A las carreras les llaman drags y siguen el modelo estadounidense: un chico da la salida y en la meta otros graban la carrera con videocámaras y móviles. Además, admiten apuestas.

Un chico da la salida y en la meta otros graban la carrera con videocámaras y móviles

Desde Automovilistas Asociados advierten a los aficionados a este juego de que, aunque no se produzcan accidentes, se está cometiendo un delito penado con hasta cuatro años de prisión.

Carreras colgadas en Internet

Los que participan en estas carreras, generalmente muy jóvenes, no tienen inconveniente en grabar las imágenes y colgarlas en Internet, en el portal YouTube, que también utilizan para quedar.

La cita suele ser en largas rectas, como las de la imágenes de estos vídeos, que algunos identifican con la zona de Las Tablas.

Primero, un poco de vacile con los coches; después, alguien situado entre los dos turismos da la salida, y por último, se lanzan a toda velocidad.