El conseller de Urbanismo y Territorio, Mauricio Rovira, ha iniciado una ronda de consultas con todos los alcaldes de la isla, que se prolongará durante dos meses, para tratar la aplicación de la disposición de la Ley del suelo que prevé regularizar las infracciones cometidas en suelo rústico que ya han prescrito.

Según establece la Ley, aprobada el pasado 11 de marzo por el Parlament de las Islas Baleares, "esta disposición entrará en vigor una vez que en el ámbito insular respectivo se haya adoptado un acuerdo plenario del Consell Insular por mayoría absoluta".

Antes de este trámite, el Consell de Mallorca, a través del Departamento de Urbanismo y Territorio, quiere conocer la opinión de todos los responsables municipales mediante reuniones con todos los alcaldes.

Por otro lado, el Departamento de Urbanismo y Territorio trabaja en la elaboración del reglamento que desplegará la Ley en Mallorca, sobre la cual también se harán consultas antes de que salga a exposición pública.