Los secretarios generales de UGT Región de Murcia, Antonio Jiménez, y de CCOO, Daniel Bueno, han mostrado su escepticismo sobre el Plan Estratégico de la Región de Murcia 2014-2020 que ha sido presentado este martes, pero han mostrado su intención de trabajar para "mejorar" el texto.

Jiménez y Bueno han hecho estas declaraciones después de asistir a la presentación del Plan por parte del presidente del Gobierno regional, Ramón Luis Valcárcel, y del vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal.

A juicio de Jiménez, Valcárcel ha querido escenificar que deja encauzada la planificación estratégica de la Región para los próximos años pero lo cierto es que "el proceso de conformación actual del Plan Estratégico ha sido bastante inconsistente".

De hecho, ha criticado que tanto UGT como CCOO acudieron a las mesas de negociación celebradas, en las que aportaron una serie de propuestas que no han tenido respuesta.

En cualquier caso, ha asegurado que UGT va a participar en la conformación ulterior de un documento "mejor", porque las propuestas que ya hizo el sindicato "están relacionadas con la creación de empleo, con las políticas activas de empleo, con el cambio del modelo productivo y con la protección social".

"Son medidas que queremos ver reflejadas en el texto de una hoja de ruta que, evidentemente, tiene que marcar el devenir socioeconómico y laboral de la Región para los próximos años", ha añadido Jiménez.

A su juicio, la sociedad "está harta de inversiones faraónicas y frustradas, y lo que quiere es un cambio a un modelo productivo moderno, sostenible, y que en el fondo cree empleo de calidad".

Por su parte, Bueno ha señalado que queda por analizar el documento y ver cómo se ha adaptado el proceso de debate que se realizó en su momento, en el que se volcaron opiniones distintas sobre la estrategia.

Bueno ha lamentado que el Plan estratégico está enmarcado dentro de las limitaciones que establece la Ley de sostenibilidad de las finanzas públicas, las limitaciones presupuestarias y que "no avanza en la dirección de generar otro contexto de cuentas públicas y de ingresos que permitan afrontar todos los retos que tiene la Región".

En su opinión, se trata de "un proceso de adaptación a exigencias que vienen marcadas desde Europa y de España sobre el control del déficit y, por tanto, que limita las necesidades reales que tiene la Región, que son muchas".

De todas formas, ha anunciado que estudiará el Plan y caminará "lo máximo posible en el camino del entendimiento", aunque ha reconocido que ese proceso se puede ver entorpecido por el punto de partida, que es "una limitación en las finanzas públicas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.