La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, se ha reunido con el presidente de Federación Andaluza de Asociaciones de Enfermos del Corazón (Faeco), José Aguirre, para iniciar un trabajo de colaboración que se traduzca en líneas de actuación específicas para este colectivo de pacientes. La consejera se ha comprometido a estudiar las necesidades que le ha trasmitido Aguirre y ha puesto en valor la importancia de esta clase de asociaciones que fomentan el empoderamiento de los pacientes, además de reseñar el importante papel que juegan las Unidades de Rehabilitación Cardiaca del Sistema Sanitario Público de Andalucía y las Unidades de Gestión Clínica.

En un comunicado, se indica que Sánchez Rubio ha manifestado que uno de los objetivos es la normalización del paciente cardiaco para "que una vez superado el ataque cardiaco la vida del paciente no se trunque, sino que adquiera nuevas perspectivas de salud y bienestar", ha comentado la consejera. La prevención de las enfermedades cardiovasculares debe abordarse de una manera integral ya que se estima que en torno a un 74 por ciento de los casos en varones y 55 por ciento en mujeres están relacionados con factores modificables como el tabaquismo, el sedentarismo, la hipertensión o la diabetes.

Este encuentro se enmarca en el compromiso de la consejera Sánchez Rubio y del Gobierno andaluz de mantener un diálogo fluido y leal con las asociaciones de pacientes, entidades profesionales y colectivos sociales.

Faeco está compuesta por 22 asociaciones que agrupan a más de 10.000 enfermos. Este crecimiento es una muestra del interés y la preocupación que tienen los enfermos por estar informados, y por participar en los centros donde se toman las decisiones que les afectan a ellos directamente, además de ayudar a otros enfermos mediante las acciones de voluntariado, visitándolos en los hospitales, con ayuda psicológica, con gimnasios donde hacer la tercera fase de la rehabilitación cardíaca, etcétera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.