El Plan Estratégico de la Región de Murcia elaborado por el Gobierno regional para el periodo 2014-2020 incluye más de 255 medidas y la previsión de más de 9.000 millones de euros con los que pretende cambiar el modelo productivo así como retomar la senda del crecimiento y la creación de empleo, pero "con la lección aprendida" y evitando caer en las "trabas" que han dificultado el progreso en los últimos años.

Así lo ha hecho saber el presidente del Gobierno regional, Ramón Luis Valcárcel, acompañado del vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, durante la presentación del plan en un acto que ha contado con la presencia de representantes de los agentes sociales, las instituciones públicas y las fuerzas políticas, entre los que se encontraba el designado por el PP como sucesor del presidente, Alberto Garre, los miembros del Consejo de Gobierno y el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, entre otros.

El Plan, que se desarrollará bajo el nombre 'Iris 2020', ha sido elaborado con una la participación de los agentes sociales. Las medidas se articulan en torno a tres objetivos prioritarios que pasan por el crecimiento económico y la creación de empleo, la mejora de la calidad de vida y del entorno; así como la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera.

Objetivos para cuyo cumplimiento el Plan, una vez alcanzada su redacción definitiva, desarrollará siete líneas estratégicas de actuación que incluyen 255 medidas elaboradas desde una amplia participación social, entre los que destacan CROEM, UGT y CCOO, así como partidos políticos, la Federación de Municipios, las universidades públicas, a Cámara de Comercio o las entidades financieras.

En este sentido, Bernal ha explicado que el Plan se fundamenta en el programa operativo 2014-2020 de fondos europeos, que está definido en el marco comunitario, que prevé "un aumento significativo" de los fondos con los que va a disponer, de hasta 1.239 millones de euros, y se complementa con el Programa Nacional de Reformas el Gobierno de España.

Bernal ha anunciado que será preciso reorientar la estructura presupuestaria de la Comunidad Autónoma que, una vez superada la crisis económica, debe permitir pasar de una proporción actual de 90/10 en el peso de las políticas de bienestar social con respecto a las de fomento de la actividad económica, a una de 75/25 en la dotación económica de estos conceptos.

Valcárcel ha hecho hincapié, igualmente, en que este cambio "debe de ser compatible con la garantía en el mantenimiento de los servicios públicos", y debe de tener en cuenta los grandes retos de futuro de las regiones europeas, como la globalización, las tendencias demográficas, el cambio climático y el suministro energético.

Líneas y medidas de actuación

Bernal ha señalado que el Plan pretende movilizar 9.370 millones de euros, de los cuales, 3.087 millones serán aportados por la Comunidad Autónoma, y 6.283 de la Administración General del Estado. El apartado con más peso es el de las infraestructuras que están ya diseñadas, que suman más de 5.500 millones.

Las siete líneas estratégicas están orientadas a la transformación de la administración pública; a lograr cambios en el tejido productivo y el entorno empresarial; alcanzar una economía basada en el talento; perseguir el bienestar social y la lucha contra la exclusión; y basadas en la educación, la empleabilidad y la capacitación; así como en las infraestructuras y la ordenación territorial y sostenibilidad ambiental.

Aunque Bernal no ha detallado las medidas, ha señalado algunas de ellas. En materia de la transformación de la administración pública, ha remarcado la necesidad de reformar el modelo de financiación autonómica; la lucha contra la economía irregular; el incremento de fondos europeos; la mejora de la gestión tributaria o la continuidad de las políticas de reducción del sector público.

Asimismo, prevé la revisión de la estructura de la Comunidad Autónoma, agilizar todos los procedimientos que requieren una respuesta rápida y, de forma especial, en materia medioambiental. Asimismo, la Administración tendrá que cumplir con el pago a proveedores en 30 días y conectarse con otras administraciones en plataformas de interoperatividad.

En lo que respecta al tejido productivo, la Comunidad se propone centralizar el INFO sobre todas las fuentes de financiación, implantar servicios de fondeo, alcanzar acuerdos con las entidades financieras, potenciar el uso de instrumentos de financiación alternativos a la banca tradicional, implantar un sistema tributario que permita compensar deudas a los empresarios. Asimismo, Bernal ha citado la necesidad de agilizar la venta del stock de viviendas e manos de las entidades financieras.

Entre los sectores estratégicos, ha citado el agroalimentario, el de tecnologías ligadas al agua, la acuicultura, la biotecnología y el turismo. En este punto, ha remarcado la importancia de la puesta en marcha del aeropuerto de Corvera, del parque Paramount y de los nuevos desarrollos turísticos en la bahía de Portman y Marina de Cope.

Para lograr la economía basada en el talento, ha subrayado la previsión de crear una Agencia Regional de Innovación e Investigación que, según Bernal, tiene que ser "un referente visible de investigación en la Región, que agrupe a todas las fundaciones existentes". Asimismo, se propone estimular las vocaciones científicas, animar la participación de investigadores en proyectos empresariales o incentivar el retorno de investigadores.

En materia de empleabilidad y capacitación, Bernal ha citado el fomento de la capacidad emprendedora en niños y adolescentes; el fomento de la enseñanza de idiomas; la formación del profesorado; reducir la tasa de abandono; e implantar sistemas de calidad, entre otras cosas. Igualmente, el Plan propone consolidar un sistema de prácticas y Formación Profesional.

En lo que respecta a las infraestructuras, el Plan cita la autovía del norte, la del oeste y la del este; así como la A-33, la autovía del Reguerón, el Arco Norte de Murcia con el tramo pendiente entre Santomera y Zeneta.

En materia ferroviaria, apuesta por finalizar la sobras de la primera fase del Corredor Mediterráneo para el tramo Alicante-Puerto de Cartagena; acometer el Corredor ferroviario Mediterráneo en el horizonte 2020; abordar el corredor ferroviario con Madrid y, para ello, incluir en la próxima revisión de la red transeuropea de transporte la electrificación de la línea y la entrada en sevricio de la variante de Camarillas y la variante de Alcantarilla.

Asimismo, incluye la conexión ferroviaria con el Gorguel, o la disponibilidad del AVE en el horizonte del año 2015 en Murcia y de 2017 en Cartagena y Lorca. El Plan considera también fundamental la puesta en servicio del aeropuerto de Corvera, así como la finalización de las obras de ampliación del Puerto de Escombreras y el Puerto del Gorguel.

Ha apostado por lograr un sistema sanitario que sea sostenible, con una mayor atención a pacientes con enfermedades crónicas y revisando la cartera de servicios. También ha subrayado la necesidad de hacer un "mejor desarrollo" del sistema de servicios sociales, orientado a reducir las tasas de pobreza.

El Plan dedica un capítulo completo a Lorca y, en materia de sostenibilidad ambiental y ordenación del territorio, añade la importancia de la redacción del Plan Hidrológico Nacional para asegurar una dotación "adecuada y suficiente de caudales trasvasables".

Durante su intervención, Valcárcel ha asegurado que el 'Plan Estratégico de la Región de Murcia 2014-2020' "está llamado a convertirse, una vez más, en esa herramienta esencial no sólo para definir los objetivos de nuestra Región, sino para alcanzarlos con éxito".

Consulta aquí más noticias de Murcia.