El primer 'Encuentro regional sobre envejecimiento y dependencia: Enfoque y actuaciones para el paradigma actual' ha sido inaugurado este martes en Castilleja de la Cuesta (Sevilla) en una acto al que han asistido el director el director general de Personas Mayores, Infancia y Familia de la Junta de Andalucía, Ángel Acuña; el alcalde de la localidad, Manuel Benítez; y el director gerente de Macrosad, Andrés Rodríguez González.

Durante tres días agentes del sector socionanitario, profesionales del ámbito público y privado y usuarios y familias de los servicios de atención a la dependencia y promoción de la vida autónoma de toda la comunidad debatirán sobre el presente y el futuro del envejecimiento, ya que "es necesario que el sistema social y sanitario converjan de manera adecuada para afrontar la situaciones de cronicidad".

Así, durante la presentación, Acuña ha calificado de "acierto" este encuentro por la relación entre envejecimiento y dependencia, toda vez que ha señalado que en la actualidad los mayores de 65 años en Andalucía son 1.200.000 y para 2025 habrá un 1.800.000, lo que "nos da una idea de la importancia que va a tener ese sector de la población". "Nuestros mayores cada vez van teniendo una edad más avanzada, todo lo que hace que necesiten mayores cuidados porque además son más dependientes".

Al respecto, se ha referido a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, para la que Andalucía "recibe en estos momentos 314 millones menos que se recibían cuando se pensó que la ley iba a ser financiada al 50 por ciento por el Estado y la Junta". Así, continúa, la comunidad "está haciendo frente en la actualidad al 75 por ciento de lo que se gasta, y el Estado aproximadamente a un 25 por ciento", lo que "lógicamente tiene unas consecuencias que estamos viendo todos los días", consecuencias que afectan a una gran cantidad de población porque "el 25 por ciento de los dependientes de toda España están aquí".

Por tanto, cuando "se está actuando contra la ley de dependencia se está actuando contra una gran parte de la población que esta en Andalucía". Pero además, prosigue, la ley de dependencia "también es ley de promoción de la autonomía personal, y es muy importante destacar aquí el envejecimiento activo, en cuanto a un conjunto de actuaciones que permiten al mayor alcanzar esas edades en perfecto estado físico y mental".

Al hilo de lo anterior, recuerda que en la comunidad existe el Libro Blanco del Envejecimiento Activo, con 130 propuestas y consideraciones que afectan a los mayores desde punto de vista de su salud, la autonomía personal, la formación o la seguridad, un extremo este último que "está directamente relacionado con la pensión que recibe el mayor, y que le da estabilidad". En este sentido, recuerda que la pensión no contributiva "está incrementándose sobre un dos por ciento, con 20 millones de euros destinados por la comunidad, mientras que el Estado ha incrementado las pensiones un 0,25 por ciento anual".

Por último, Acuña ha destacado también otras medidas puesta en marcha en beneficio de los mayores, como el examen de salud a mayores de 65; la Tarjeta Junta 65, que beneficia a más de 1.000.000 de andaluces; el servicio de Teleasistencia, del que se benefician 177.000 mayores; el servicio de orientación jurídica gratuita, que en llega a 17.000 mayores; la importancia de las aulas universitarias, que acogen a más de 8.000 mayores; o el combate contra la brecha digital, con más de 1.800 equipos en los centros de participación activa de toda Andalucía.

Por su parte, el alcalde de Castilleja ha indicado que de los 17.474 habitantes de la localidad, 2.768 tienen más de 65 años, lo que supone un 15,8 por ciento del total de vecinos, según datos de 2013, toda vez que ha destacado que Castilleja está por debajo de la media andaluza y nacional, con un 14,7 y 17,7 por ciento, si bien su cercanía a la capital ha provocado que la población se cuadruplique desde 1970 y "el perfil de familias jóvenes que tienen hijos maquillen unos datos a los que hay que prestarle atención".

Para ello, continúa, se celebra este encuentro de tres días, en el que se hablará sobre envejecimiento y la atención que deben recibir los mayores, porque "independientemente de las dificultades económicas, la apuesta de las corporaciones locales debe ser por las políticas sociales, paliando los desequilibrios a los que la coyuntura económica está abocando a cientos de familias". Por este motivo, "hemos creído en la oportunidad que este encuentro supone para contribuir a mejorar las condiciones de atención e integración de nuestros mayores", convirtiéndose "en un valiente punto de partida".

Por su parte, el director general de Macrosad ha afirmado que "el envejecimiento de la pirámide poblacional debe hacer reflexionar sobre el papel que juegan nuestros mayores, el papel que merecen y el que están reivindicando", con una población mayor "con un peso específico no solo a nivel social sino también económico". En este sentido, señala que más del 15 por ciento de la población andaluza tiene más de 65 años y que "167.000 personas son beneficiarias en Andalucía del sistema, un 22 por ciento del sistema nacional".

Así, afirma que desde Macrosad, con 20 años de experiencia, "se pretende aportar soluciones a las personas que envejecen a lo largo y ancho de toda Andalucía", para lo que "los sistemas sanitarios tienen que dar respuesta eficiente a lo que se conoce como 'CURE' y el reto ahora es la cura y atención (CARE), por eso ese necesario que converjan el sistema social y sanitario y que se coordinen adecuadamente".

"Hay mucho mayores en número absoluto, pero también lo que se denomina la cuarta edad, mayores muy mayores que necesitarán una alta intensidad de cuidados"; los sistemas públicos "no llegan a todo e iremos a un modelo híbrido que permita que además no entremos en un sistema dual, y eso habrá que construirlo". De este modo, desde la iniciativa privada "tenemos que ir aportando soluciones, con el objeto de ayudar a sentar una buena base de una sistema sociosanitario, porque lo social y lo sanitario tienen que converger de manera adecuada para afrontar la situaciones de cronicidad".

En este sentido, afirma que habrá que preguntarse si las ciudades y pueblos y los sistemas "están adaptados para los mayores, si son ciudades amigables e intuitivas", y en pro de este objetivo "les toca no solo a las instituciones y personas que tienen responsabilidad de Gobierno sino también a los proveedores que dan apoyo y servicios".

"Es la intención de este encuentro inédito y singular", que está organizado por Macrosad y el Ayuntamiento de Castilleja, con la colaboración de la Junta de Andalucía, la Diputación de Sevilla, ayuntamientos del Aljarafe, organizaciones sectoriales y profesionales del ámbito público y privado", afirma Andrés Rodríguez, quien añade que durante tres días expertos andaluces, profesionales usuarios y familiares "van a valorar la situación actual y los retos de futuro mediante conferencias, talleres y mesas redondas".

"En Macrosad buscamos crear desde nuestra humilde experiencia herramientas que aporten soluciones y valor, que faciliten a los agentes que trabajan con las personas mayores mecanismos que permitan un proceso de envejecimiento digno y positivo, orientando nuestras actividades a la satisfacción global", afirma el director general, quien resalta que "esta apuesta por los valores y compromiso a través de la formación e investigación nos hace trabajar con mayor inquietud por más de 6.700 usuarios a cierre de 2013 con una encuesta de satisfacción de 8,15 y 8 sobre diez", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.