La Junta estudia recurrir la sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 1 que la obliga a decidir sobre la retirada de símbolos religiosos de las aulas del colegio público Macías Picavea.

«La sentencia todavía no es firme, por tanto no nos obliga y tiene posibilidad de recurso, algo que se está estudiando jurídicamente», aseguró ayer a Efe el consejero de Educación, Francisco Álvarez Guisasola.

Precisamente, es su dimisión la que piden los representantes de Escuela Laica.  
Le acusan de dejación de funciones, «la Junta tendría que acatar la sentencia, reflexionar sobre lo que los jueces le están diciendo y actuar conforme a las leyes», aseguró el representante de Escuela Laica, Fernando Pastor.

La asociación no descarta iniciar un nuevo litigio contra los crucifijos.