El alcalde de La Guardia (Jaén), Juan Morillo (PP), va a interponer un recurso contra el auto del Juzgado de Instrucción número uno de Jaén que dispone el seguimiento de un procedimiento abreviado contra él por la posible comisión de un delito de prevaricación en el año 2010.

Así lo ha anunciado este martes a Europa Press el propio regidor, que ha afirmado sentirse "muy tranquilo" porque, en su opinión, no incurrió en ninguna prevaricación al seguir el "procedimiento" adecuado en los hechos que se le atribuyen.

En concreto, el juez que firma el auto que el alcalde va a recurrir detalla en el mismo que, "a finales del año 2010", el regidor "realiza un contrato con la mercantil Aqualia, de suministro de agua, aceptando un anticipo o préstamo de 540.000 euros de esta empresa obviando las formalidades necesarias para su aprobación".

Morillo ha querido dejar claro que lo que solicitó fue "un anticipo y no un préstamo" del canon de agua de Aqualia, aprovechando para ello una de las "mejoras" que la empresa ofertaba al Ayuntamiento para que se le adjudicara la encomienda de gestión del ciclo integral del agua del municipio, que pasaba por "anticipar parte o todo el canon" que debía abonar al Consistorio.

Según el alcalde de La Guardia, en todo momento se siguió un procedimiento adecuado en relación a esta cuestión, ya que primeramente el Pleno del Ayuntamiento "aprobó el pliego de condiciones" para la adjudicación de dicho servicio, luego "conoció las ofertas" que concurrían al mismo, y posteriormente también la intención del alcalde de aceptar la propuesta que le planteaba Aqualia y solicitar "parte del anticipo del canon".

Morillo ha defendido esta decisión apoyándose en las "carencias de infraestructuras" con la que "los socialistas dejaron al municipio cuando gobernaban", y en la situación de paro que había en la localidad en el año 2010, cuando tomó la decisión de aceptar ese anticipo.

Además, ha aseverado que esos 540.000 euros "pasaron a contabilizar como ingresos del Ayuntamiento en el presupuesto del año 2010", y su aceptación como anticipo simplemente suponía "el desarrollo del acuerdo establecido" con Aqualia para la adjudicación del servicio de gestión del ciclo integral del agua.

"Se trata de un trámite administrativo", ha aseverado el alcalde de La Guardia, que se ha mostrado confiado en que la Justicia "pondrá a cada uno en su sitio", aludiendo así también al hecho de que fuera el partido Urbanizaciones Unidas el que denunciara ese supuesto delito de prevaricación.

En ese sentido, ha lamentado que haya partidos que "quieran ganar en los juzgados lo que no son capaces de ganar en las urnas", y ha concluido subrayando que "en ningún momento los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento le pusieron obstáculos para realizar las gestiones" que desembocaron en la solicitud del referido anticipo a Aqualia.

Consulta aquí más noticias de Jaén.