El conseller de Hacienda, José Vicente Marí, ha defendido este martes en el Pleno del Parlament que el proyecto de Ley del nuevo modelo de financiación de los Consells Insulars, aprobado el pasado viernes por el Consell de Govern, supondrá una mejora de la "autonomía" de las Instituciones insulares y del presupuesto que gestionan.

Así lo ha señalado en respuesta a una pregunta formulada por el diputado socialista, Marc Pons, quien ha criticado que el nuevo sistema "consolida los recortes y la descentralización" en los Consells Insulares y conseguirá, ha dicho, "el objetivo de reducir al máximo la administración".

"Después de tres años suprimiendo convenios con los Consells, ahora el Govern continúa por el mismo camino, ya que dejarán de percibir 36 millones de euros anuales", ha censurado el diputado socialista.

Asimismo, Pons ha opinado que el resultado del proyecto de Ley es el de un "reparto oscuro y demasiado arbitrario" y supondrá, ha agregado, el cumplimiento de la propuesta señalada por el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, de "recudir al máximo nuestras administraciones y alejarse, cada vez más, de los ciudadanos".

A ello, Marí ha replicado que el objetivo de la nueva Ley de financiación de los Consells "no es incrementar la Administración ni reducirla, sino repartir los fondos conforme a unos criterios objetivos y justos".

El conseller ha defendido que la normativa incluye las carreteras y servicios sociales y permite que, por primera vez, los Consells participen de los ingresos de la comunidad "automáticamente".

Por último, Marí ha señalado que para dialogar "hacen falta dos" y, en este sentido, ha recalcado que el Govern ha dialogado con los cuatro Consells y con la oposición para sacar adelante la propuesta.