El secretario de Política Institucional de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Cádiz, Rafael Márquez, ha exigido al PP "no mire para otro lado" y "tome cartas en el asunto" tras la imputación de actuales y antiguos ediles del PP roteño en el denominado 'caso de los Uniformes', entre quienes figuran la actual alcaldesa, Eva María Corrales, y el edil y diputado provincial de Hacienda, Juan Antonio Liaño, que formaban parte del equipo de gobierno con Roteños Unidos (RRUU) en el momento de los hechos que se investigan.

En declaraciones a Europa Press, Márquez ha señalado que los hechos son de tal "gravedad" que se hace necesario que el presidente provincial del PP, Antonio Sanz, "tome medidas" al respecto "en aras de la transparencia que tanto defienden" los 'populares'.

Recuerda que el caso nació a partir de una denuncia presentada por el PSOE en la Fiscalía, solicitando con posterioridad el fiscal la imputación y que se abrieran diligencias contra el exalcalde de RRUU Lorenzo Sánchez, quien, junto a varios testigos, prestó declaración como imputado hace aproximadamente un año.

Argumenta que la investigación ha "madurado" durante este tiempo y ha derivado en la imputación de 17 personas más, la mayoría de ellos concejales o exconcejales de los distintos equipos de gobierno de PP y Roteños Unidos en las últimas legislaturas. En este sentido, resalta que "no es el PSOE el que ha solicitado nuevas imputaciones, sino que es el propio fiscal, y lo asume la juez, quienes deciden dar un salto en este tema" a raíz de sus investigaciones.

Destaca Márquez que "lo que el PP decía en su día que no iba a quedar en nada" ha dado lugar a "uno de los casos, por lo cuantitativo de las imputaciones, de mayor envergadura de los que se han producido en la provincia gaditana en un ayuntamiento".

Asimismo, el dirigente socialista llama la atención sobre que "no se trata de un hecho aislado", puesto que "esta es la cuarta imputación tanto para la alcaldesa actual como para el exalcalde Lorenzo Sánchez".

Por tanto, entiende que el PP provincial tiene que "tomar cartas en el asunto y medidas ante esta realidad", que pone de manifiesto que "no tiene sentido que se empecine en mantener ese pacto entre PP y RRUU" que los socialistas consideran que está "en clara descomposición". Finalmente, Márquez añade que "más que un proyecto político que permita transformar la ciudad en unos momentos difíciles, lo que hay en Rota es un pacto de intereses".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.