El consejero de Educación de Castilla y León, Juan José Mateos, espera que en el plazo aproximado de un año haya un proyecto de postgrado para los alumnos de las facultades de Educación y mejorar así la formación de los futuros maestros de la Comunidad.

Mateos se ha expresado así durante una jornada de divulgación de los mejores proyectos de innovación educativa que se ha celebrado en la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid, donde ha explicado que esta propuesta planteada a las universidades no es "unilateral" y es una idea para mejorar esta formación.

El consejero ha señalado que quieren mejorar la formación de los que serán los futuros docentes ante los cambios tan rápidos que hay y que estén más preparados ante exigencias que en el futuro son más difíciles de solucionar. Como ejemplo, ha señalado, en el caso de las unidades de bilingüismo, el aprendizaje de inglés, más sencillo y útil si se hace durante la formación que una vez que el profesor ya desempeña su trabajo, algo que es más caro, supone más tiempo y resulta un poco "peor".

Por eso, ha abogado por empezar a trabajar desde el principio y plantear esta mejora de la formación desde el principio, aunque ha aclarado que no se trata de "hacer las cosas más difíciles" ni llevar al extremo que plantea por ejemplo el sistema de Médicos Internos Residentes (MIR), al que alguna vez ha hecho referencia por el hecho de que el alumno se incorpore al ámbito profesional de forma tutelada y adquiera conocimientos.

Sin embargo, ha explicado que no hay que llegar a la máxima de "tantos —profesores— hacen falta y tantos ingresan", ya que hay márgenes suficientes y el sistema refleja que al final se necesitan más profesores de los que terminan.

Continuar el trabajo

Así, ha señalado que se va a trabajar "sin prisa pero sin pausa" y se trata de hacer proyectos educativos con los grados y un postgrado "inicial" que se lleve a las facultades, aunque ha incidido en que hay diferentes sistemas que se podrían estudiar.

A esta cuestión se ha referido también la vicerrectora de Docencia y Estudiantes de la Universidad de Valladolid, Rocío Anguita, quien ha asegurado que se comparte con la Consejería la preocupación sobre la formación de los maestros y se trata de ver cómo se mejora y de qué forma, aunque ha recordado que aún se implanta el nuevo grado de Educación.

Anguita ha aclarado que hay que ver lo que la Consejería decide establecer, si un sistema tipo MIR o similar, pero en cualquier caso ha explicado que la formación de los alumnos tiene "mucho que ver" en cómo encaja después en el sistema. Por ello, ha apostado por trabajar para hacer una propuesta y ver hasta dónde se puede llegar.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.