Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras (Cádiz) pertenecientes al Puesto de Jimena de la Frontera han detenido a una persona que circulaba de noche a caballo por la carretera A-405 "realizando unas maniobras extrañas en zig-zag, y poniendo en grave peligro a los usuarios que circulaban por la vía". Se le acusa de un delito de desobediencia.

Según indica la Benemérita en una nota de prensa, la actuación se desarrolló cuando los agentes estaban de patrulla de seguridad ciudadana y circulaban en vehículo oficial por la A-405, en el término municipal de Jimena de la Frontera. Los guardias civiles observaron que una persona a caballo circulaba realizando "maniobras extrañas" por la misma y "obligando" a los usuarios de la vía "a esquivarlo, ya que era de noche y se trata de una vía insuficientemente iluminada".

Así, los agentes obligaron a detenerse al caballista en una explanada aledaña a la carretera. Tras bajarse del caballo, el hombre "comenzó a vociferar, amenazando e insultando a los agentes". El caballista intentó "montar el caballo y marcharse del lugar", siendo detenido y trasladado a las dependencias oficiales, donde fue asistido por los servicios médicos.

En el momento en que recibía asistencia médica, la Guardia Civil señala que el hombre "comenzó a autolesionarse, dándose cabezazos y mordiéndose las manos", hechos que obligaron a reducirlo a fin de que los servicios médicos pudieran atenderlo. De los hechos se han instruido las correspondientes diligencias, y el detenido ha sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.