Las Cortes han aprobado el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Procurador del Común de Castilla y León que, entre otras novedades, contempla la adopción por parte de la institución del defensor del pueblo en la Comunidad de una Carta de Servicios que se pondrá en conocimiento en el Parlamento.

Según informa en su edición de hoy el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), este Reglamento de Organización y Funcionamiento del Procurador del Común de Castilla y León se ajusta a la Ley de junio de 2013 por la que se modifica la organización y funcionamiento de las Instituciones propias de la Comunidad.

De este modo, la Institución del Procurador del Común pasa a depender de una Secretaría única general de apoyo creada en las Cortes tras la supresión de las secretarias generales de las instituciones propias.

Esta Secretaría General desempeña las funciones de gestión de material necesarias para el funcionamiento ordinario de las cuatro instituciones en materia de personal, régimen interior, contratación, gestión económica y presupuestaria, asesoramiento jurídico, intervención, fiscalización y contabilización.

De este modo, es la Presidencia de las Cortes el órgano de contratación para los contratos comunes a dos o más instituciones, los de presupuesto igual o superior a dos millones de euros, o la contratación de estudios o trabajos técnicos.

Por último, el Reglamento de Funcionamiento contempla el mantenimiento de la figura del adjunto del Procurador del Común que ejercerá esta función a tiempo parcial.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.