El Defensor del Pueblo catalán ve un clima de convivencia "exquisito" a pesar de lo que digan "algunos agoreros"

Considera "abrumadoramente mayoritaria" la demanda para que "un día se consulte" sobre el futuro de la comunidad
Ribó i Massó (i), a su llegada a las jornadas sobre defensores de la UJA.
Ribó i Massó (i), a su llegada a las jornadas sobre defensores de la UJA.
EUROPA PRESS

El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó i Massó, ha dicho apreciar en esta comunidad un "clima de convivencia social y, sobre todo, cultural y lingüística exquisito" frente a las "barbaridades" que proclaman "algunos agoreros".

Así lo ha indicado este viernes en Jaén, donde ha participado en las jornadas 'Derechos estatutarios y defensores del pueblo, teoría y práctica en España e Italia' organizadas por la Universidad de Jaén, y a preguntas de los periodistas sobre la situación actual en Cataluña.

En ella, según ha dicho, "al tema de la crisis se añade el tema de la demanda", a su juicio, "abrumadoramente mayoritaria de que un día se consulte a la ciudadanía" así como "de las posiciones diversas que hay en un debate que aún no ha empezado en serio entre la comunidad catalana", aunque sí parece haberse iniciado "entre las autoridades españolas y catalanas".

Para el Síndic, este panorama "estimula a soluciones aún más atrevidas y realistas" con respecto a la crisis "porque la ilusión de poder hacer pasar por las urnas un tema tan importante como es el futuro de una comunidad" todavía "motiva más para hacer pasar por las urnas y por el ejercicio de otros derechos democráticos la reivindicación ante la crisis social".

Tras evitar pronunciarse "sobre la bondad o no" de "lo que puede ser el resultado de la consulta", ya que "sólo" le corresponde analizar lo que afecten a derechos o lo que la gente le plantee como una "lesión" a ellos, ha precisado que "directamente relacionado con la consulta y con la posible característica soberanista o no de una solución, no llega nada al Defensor".

Por contra, ha afirmado que sí llega "una serie de temas que demuestran algo" que para Ribó i Massó "es fundamental": la existencia de "un clima de convivencia social y sobre todo cultural y lingüístico exquisito" y ello "digan lo que digan algunos agoreros y algunos medios o portavoces de algunas instituciones o partidos".

"Tenemos un trato entre la población catalanoparlante y castellanoparlante de una gran unidad cívica y, por lo tanto de un gran respeto e interculturalidad. Eso es importantísimo porque he oído determinadas profecías que son auténticas barbaridades y casi disparates, que deberían avergonzar democráticamente a quien los emite", ha concluido el Síndic.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento